Conoce la desgarradora historia que inspiró “One Tree Hill” de U2

Durante los 44 años de su carrera musical, U2 siempre ha buscando su inspiración en los límites que ofrece el mundo. Siempre ha volteado a ver los horizontes para crear algunas de las canciones más reconocidas de la historia. No por nada su música ha encontrado lugar en todos los rincones existentes. Sin embargo, en el caso de “One Tree Hill” del exitoso disco de 1987, The Joshua Tree, los rockeros irlandeses se dedicaron por completo a una tragedia personal.

Como toda gran canción, “One Tree Hill” tiene una carga emocional pesada pero siempre honesta. “One Tree Hill” más que ser un momento para celebrar con Bono en alguno de sus conciertos como lo hacemos con “Beautiful Day”, es una canción hecha para cantar, sentir, y si es natural, llorar pensando en ese querido amigo que ya no está con nosotros.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

U2 y Bono tocando en Bélgoca el 8 de julio de 1987. Foto: Gie Knaeps/Getty Images

Tal vez aún no lo sepas, pero escondida entre sus ritmos placenteros y melodía que te lleva como un río lento, se encuentra una letra con mucho dolor. Una letra dedicada a Greg Carroll, un querido amigo de la banda en los 80 que lamentablemente falleció en un accidente.

Greg Carroll

“One Tree Hill” es una canción que se soporta en en el dolor de Bono cuando perdió a su amigo Carroll. Bono y la banda lo conocieron en 1984 durante el primer viaje de U2 a Nueva Zelanda para la gira Unforgettable Fire. La historia de su amistad comenzó una noche de insomnio debido al cambio de horario. Sin poder dormir, Bono salió a la ciudad con algunos lugareños de Auckland que querían mostrarle la ciudad.

Uno de ellos era Carroll, un hombre maorí que había sido contratado para el concierto de U2. Esa noche, Carroll y los demás llevaron a Bono a One Tree Hill, uno de los picos volcánicos espiritualmente significativos de la cuidad de Auckland.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

Bono y Adam Clayton de U2 durante el Joshua Tree Tour. Foto: Rob Verhorst/Getty

“Me llevaron a la cima de un lugar llamado One Tree Hill, donde un solo árbol se encuentra en la cima del monte, como una pintura japonesa”, recuerda Bono en ‘U2 by U2’. “Miramos a nuestro alrededor esta ciudad que está hecha por cráteres de volcanes. Lo recuerdo tan vívidamente, creo que porque significaba algo para mí, sobre mi propia libertad”. También conocida como Maungakiekie, el área tiene un gran significado espiritual para los maoríes.

Durante esos días, Carroll impresionó a Bono y a la banda con su trabajo en el concierto de U2. El roadie de veinte años tenía algo de experiencia con bandas de Nueva Zelanda, Pero su naturaleza gentil pero firme fue notoria para U2.

“Fue tan bueno que le pedimos que viniera con nosotros a Australia”, dijo Bono. “Y todavía fue tan bueno que le pedimos que se convirtiera en un miembro permanente de nuestra organización”.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

U2 en concierto en Dublin en 1987. Foto: Independent News And Media/Getty Images

También puedes leer: BONO ESTRENA “LET YOUR LOVE BE KNOWN” DEDICADA A DOCTORES Y ENFERMERAS QUE COMBATEN EL COVID-19

Así fue como Carroll siguió a U2 a Australia, a los Estados Unidos e incluso Live Aid. Como dato para los grandes fans de U2, él es el hombre que le pasa el micrófono a Bono después de sus famosas interacciones con la multitud.

Al final de la gira, voló con la banda a Dublín, donde se convirtió en asistente personal de Bono. En el transcurso de un par de años, Carroll no sólo se convirtió en una parte importante de la organización que sería U2, sino también en un gran amigo del cantante principal de la banda y su esposa, Ali Hewson.

Carroll se accidenta

En el período previo a la grabación de un nuevo álbum, que se convertiría en The Joshua Tree, Carroll estaba “investigando lugares para filmar para nuestro próximo disco y obras de arte para la portada“, según Bono. “Su objetivo era dirigir y producir videos y películas”.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

U2 y Bono tocan en Minnesota en 1987. Foto: Jim Steinfeldt/Getty Images

En una de sus búsquedas por lugares icónicos para grabar material de u2, el objetivo de Greg Carroll se detuvo trágicamente cuando murió en un accidente de motocicleta en Dublín el 3 de julio de 1986. Él llevaba la motocicleta de Bono a su casa en una noche lluviosa, cuando un automóvil frenó bruscamente en su paso. Carroll golpeó el costado del auto y murió instantáneamente. Carroll tenía apenas 26 años.

“Su muerte realmente nos sacudió”, dijo el baterista Larry Mullen Jr. en U2 por U2. “Era la primera vez que alguien en nuestro círculo cercano de trabajo fallecía”.

“One Tree Hill”

En el momento del accidente Bono había volado a Texas para cantar con Willie Nelson. Pero al escuchar la noticia una hora después de aterrizar, voló de regreso a Irlanda. U2 se juntó y entre todos volaron con el cuerpo de Carroll a Nueva Zelanda, conocieron a su familia y asistieron a su funeral. Bono cantó “Let it Be” y “Knockin’ on Heaven’s Door” en homenaje a su difunto amigo.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

Bono de U2 en la gira Joshua Tree en 1987. Foto: George Rose/Getty Images

El homenaje no se quedó ahí. Inspirados en su gran amistad, Bono y U2 se metieron al estudio para escribir y grabar “One Tree Hill”. En ella Bono reflexionó sobre su dolor, mientras también hacía referencia al pico que subió la primera noche que conoció a Carroll. “La luna está arriba y sobre One Tree Hill / Vemos el sol ponerse en tus ojos”, escribió el irlandés.

El líder también intervino en algunas observaciones políticas sobre el segundo verso de la canción, haciendo referencia al activista y cantante folklórico chileno Victor Jara:

“Y en el mundo un corazon de oscuridad.
Una zona de fuego
Donde los poetas hablan con el corazón
Entonces sangran por eso
Jara cantó, su canción es un arma
En las manos del amor”.

Conoce-desgarradora-historia-One-Tree-Hill-U2

Bono tocando en el Joshua Tree Tour. Foto: Lex van Rossen/Getty

“One Tree Hill” se completó y encontró su lugar en el noveno puesto de The Joshua Tree. La versión final presenta la única toma vocal de Bono; no grabó otra porque no pudo volver a cantarla.

La canción también fue lanzada como el cuarto sencillo del LP en Australia y Nueva Zelanda, donde alcanzó el número 1. U2 retrasó la presentación de la canción en vivo hasta el tercer tramo de la gira de The Joshua Tree, porque Bono pensó que sus emociones entrarían en juego. La banda la ha tocado esporádicamente desde entonces, a menudo en espectáculos en Nueva Zelanda.