Foto: Álvaro Flores

“Creo que mi destino era ser artista”: Una entrevista con Cancamusa

Latinoamérica siempre nos ha regalado grandes músicos, de eso estamos completamente seguros. Cada país tiene un sonido y una cultura completamente diferente a la nuestra, pero hablando específicamente de Chile, en los últimos años se ha perfilado en el continente como un verdadero semillero de artistas increíbles, los cuales mezclan todo tipo de ritmos para crear algo completamente único, y ese el caso de Cancamusa. 

Quizá no les suene este nombre pero estamos seguros que la has escuchado al menos una vez, ya que ha estado presente en la escena independiente de aquel país, pegándole a la bataca para grandes artistas y en proyectos propios. Pero mientras tocaba con cada uno de ellos, comenzó a trabajar en canciones de su autoría, las cuales tardaron muchos años en ver la luz pero que por fin podemos disfrutar.

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa tocando la batería en un show de Mon Laferte/ Foto vía Instagram: @cancamusa

También puedes leer: PORQUE LA MÚSICA SIEMPRE NOS DESESTRESA: 10 ARTISTAS LATINOS QUE HARÁN MÁS AMENA LA CUARENTENA

Es por eso que tuvimos chance de platicar con Cancamusa sobre su proyecto como solista, los viajes que la llevaron a grabar su primer disco totalmente en solitario, las canciones que por supuesto vienen en él, el papel de la mujer dentro de la música y hasta la consciencia como forma de pensamiento para reconocer el momento exacto en el que estamos viviendo. Una plática que nos llevó a muchos lados pero con un objetivo en común, mostrar lo interesante que hay detrás de esta gran artista. 

¿Quién es Cancamusa?

Natalia Pérez –su verdadero nombre– no es una artista emergente, de hecho lleva años dentro de la industria independiente de Latinoamérica, sobre todo en su natal Chile. Pero vayamos muchos años atrás, porque el gusto por la música –en su caso muy particular– nació por una situación muy peculiar, pues gracias a las personas con las que creció se fue empapando del arte, como si alguna fuerza mística quisiera que se dedicara a eso: 

“El amor por la música comenzó desde muy pequeña, mi familia es muy artística. Mi mamá es diseñadora y fotógrafa, pero mi abuelo tocaba el acordeón y tuve la oportunidad de crecer junto a él y de aprender muchas cosas relacionadas con la música latinoamericana. Más tarde entré a un colegio en el sur de Chile donde me enseñaron lo básico y años después a los 18 años me gané una beca para estudiar música en Santiago de Chile, me fui a vivir a la capital, ahí fue donde aprendí composición, batería y más. Creo que mi destino era ser música, artista, en mi casa siempre se respiró ese ambiente”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa tocando junto a Mon Laferte/ Foto vía instagram: @cancamusa

Las influencias que la inspiraron en sus años de juventud

Así como a todos nosotros en un punto específico de nuestras bandas, a Cancamusa la inspiraron un montón de artistas chilenos y de distintas partes del continente. Pero sabemos que siempre hay uno en especial que marcó por completo una etapa y los ayudó a seguir para siempre el camino musical, y en su caso fueron Los Jaivas quienes fueron el parteaguas para que se dedicara por completo a esto: 

“En mi adolescencia una de mis influencias fue la música de Los Jaivas, que es una banda muy importante para la música chilena, tiene raíces folclóricas y populares muy importantes. Siento que ellos me inspiraron, la primera canción que toqué en la batería fue de ellos, en un proyecto más serio, con ensayos y todo. Yo diría que fue la banda que más me influenció”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa tocando en un show de Mon Laferte: Foto: Victor Galvez

Después de muchos años le dedicó el tiempo necesario a sus propias canciones

Cancamusa es reconocida dentro de la escena latinoamericana por formar parte de grupos como Amanitas y por tocar la batería para grandes artistas de su país como Mon Laferte y Javiera Mena. Sin embargo, en los últimos años sucedieron un montón de cosas que la llevaron a por fin dedicarse casi de tiempo completo a su proyecto como solista, desempolvando canciones que estuvieron guardadas desde su adolescencia: 

“Hago música desde hace muchos años, escribo mis canciones desde los 16 años y no le había dado el tiempo que se merecen. Siempre sentí al necesidad de hacerlo, era algo importante pero por distintas razones me dediqué más a ser baterista de sesión de otros artistas. He tenido la oportunidad de acompañar a grandes mujeres que admiro como Javiera Mena, a Mon Laferte en este momento. También estuve junto a mi banda más de cinco años, ahí fue donde comencé a visibilizar un poco más mi forma de composición, a cantar. Paralelo a eso siempre compuse canciones en mi casa, muchas están guardadas aún, yo creo que tengo muchísimas canciones que no he mostrado, incluso más que las que he publicado”. 

“El año pasado me vine a vivir a México, así que eso me motivó a emprender mi camino en solitario, trabajar mi música y darle tiempo a eso. Experimentar junto a mi productor, Sinclavi, que es un aporte fundamental en Cancamusa en cuanto a la sonoridad, y así comenzó este proyecto, en México”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa dando su primer presentación como solista en el festival Catrina de 2019/ Foto: Álvaro Flores

Los distintos viajes y quedarse en México la inspiraron

En internet solemos encontrar miles de descripciones que definen a un artista, aunque a veces no necesariamente describen por completo la música que hacen. Pero más allá de hablarnos de los distintos géneros que combina a la perfección, Cancamusa prefirió contar cómo es que estar de gira y sobre todo venirse a vivir a México, un país con una cultura muy diferente a la suya, la influyeron para completar todas estas canciones: 

“Siento que el hecho de cambiarme de país, de comenzar con muchos viajes y giras, de pasar de un país muy tranquilo a conocer muchas partes distintas del mundo, muchas culturas y mucha gente. Eso sin duda repercutió mucho en mi cabeza, en mi corazón. Fue un año de cuestionarme muchas cosas y eso me ayudó mucho a hacer este disco, es un viaje a mi pasado, a mi niñez, y siento que 2019 fue eso, pensar mucho hacia donde quiero ir, qué es lo que he hecho con mi vida en este tiempo, cómo puedo mejorar o cómo puedo aportar más a la gente, así que ha sido muy bonito todo este proceso”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa cuando tocaba con Amanitas/ Foto vía Facebook: Cancamusa

Componer un disco en medio de una gira

Como ya lo mencionamos antes, Cancamusa toca en las giras de Mon Laferte, así que para ella era casi una tarea titánica regresar a la ciudad, entrar al estudio para grabar sus canciones, prepararse para el siguiente viaje y subirse a un avión. Es por eso que su primer disco, Cisne – Lado Negro lo compuso prácticamente en cada espacio libre que tenía, aprovechando la tecnología y la inspiración para crear canciones espectaculares:

“En cuanto a la composición de este disco, siento que fue muy hand made. Yo estuvo viajando muchísimo, pero también es un disco que se trabajó en casa junto a mi productor estuvimos trabajando mucho a distancia. Estuve mucho tiempo de gira con Mon (Laferte) pero nunca abandoné mi proyecto, entonces todos los momentos libres que tenía estaba componiendo, me compré un ukelele en una de las giras por Estados Unidos, y eso me permitió seguir creando. Hay muchas letras que escribí en el aeropuerto, en los aviones siempre estaba revisando mis maquetas y notas de voz que hago con melodías y letras. Fue un proceso muy especial, muy distinto pero fue muy bonito”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa dando un show en 2019/ Foto: Rodrigo Garza

¿Se puede crear una canción a partir de llamadas telefónicas?

Una de las canciones que más llaman la atención cuando escuchas el primer disco en solitario de Cancamusa es “Sinfonía”, una rola que tiene un toque hipnotizante. Pero lo más interesante es la letra, pues para escribir las estrofas se inspiró en llamadas telefónicas amorosas, que nos demuestran una evidente situación de riesgo donde el amor pasa a segundo plano y sí, se pueden componer canciones a partir de esto:

“Esta canción nació a partir de una realidad que vivimos muchas músicas y músicos, de estar constantemente viajando y de que nuestras relaciones a veces se ven afectadas, nuestras relaciones amorosas por ese tipo de vida. A veces no es fácil mantener relaciones a distancia, pero esta canción relata eso, un momento de crisis amorosa inspirada en llamadas telefónicas, de esas veces que quieres hablarle un poco a esa persona y lo puedes escuchar en las estrofas. También es un poco una declaración de amor en medio de una crisis para pasar a otra etapa y dejar de lado la idealización, transformar el amor y el sentimiento en algo más real, algo más maduro”. 

Conectar con los sonidos más primitivos para hacer música

Otras de las rolas que sorprenden de este primer disco como solista es “Huracán de Fuego”, una canción que mezcla elementos muy interesantes como un beat lento que te envuelve a primera escucha. Pero detrás de ella hay elementos muy interesantes que quizá no todo el mundo puede percibir, como el hecho de que combina instrumentos que evocan a distintas etapas de la música y que curiosamente va por completo cono lo que estamos viviendo en estos momentos:

“Esta canción es la segunda de la primera parte de mi álbum, siento que la base de esta canción está conectada a la tierra, que tiene también un ritmo como un aire latino, como un trance de la música primitiva. Tiene un bombo que tiene un toque de la música de este continente, hay cuerdas y también se escucha una caja de música que simboliza como mi espíritu más de niña. A mí me cuesta mucho describir mis melodías porque siempre las hago a partir de la improvisación, pero tengo un amigo muy especial que me dijo que la melodía de ‘Huracán de Fuego’ le recordaba al estilo de las canciones italianas.

“Siento que en los coros se nota mucho esa idea que tiene, y es una canción que cabe mucho en los tiempos que estamos viviendo ahora, como de una catástrofe que se está viviendo a nivel mundial, es muy intenso lo que está ocurriendo, se está muriendo gente en medio de una crisis sanitaria por colapso del sistema de salud. Entonces siento que esta canción calza muy bien con el tiempo de ahora, de no saber en quién confiar, hay un exceso de información en internet, no sabemos qué es real y qué no. Pero a la vez hay mucha esperanza, de que va a llegar la calma”. 

Las mujeres están conquistando la música latina

A Cancamusa le ha tocado una época donde las mujeres cada vez tienen más representación en los escenarios más importantes de todo el continente y a nivel mundial. Sin embargo, esto no siempre fue así, es por eso que ella a través de esa visión que ha ganado con tantos años en la música, una buena oportunidad para que las niñas y chicas puedan dedicarse a la música y tengan un espacio dónde expresarse: 

“El problema no es que no haya artistas, lo grave es la poca visibilización que hemos tenido en la historia de la música. Es evidente que son más los hombres pero es por lo mismo, porque cuando las nuevas generaciones no tienen referentes o modelos para seguir o inspirarse, eso genera más inseguridad y miedo. Entonces por eso es importante que lleguen todas esas mujeres a escenarios importantes porque seguramente en algún festival donde yo toque la batería o cante me vean otras chicas con menos edad, niñas o adolescentes, y puede que se den cuenta de que sí hay un espacio para ella, que se pueden dedicar a la música, pienso que es importante que le demos un espacio en la escena a las mujeres”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa tocando la batería con Mon Laferte en el Hollywood Bowl de Los Ángeles/ Foto vía Instagram: @cancamusa

La única instrumentista tocando en Pirineos

Parte de esta situación de la mujer en la música, lo deja muy claro Cancamusa en una anécdota que nos contó. Pues aunque creemos que esta problemática es exclusiva de Lationamérica, la realidad es que el papel de cada una de las mujeres en la industria es un tema que hasta en Europa aún les cuesta trabajo de asimilar, por más que los festivales intenten equilibrar el talento en sus carteles:

“Siento que la música de la mujer tiene una calidad muy especial y una identidad muy bonita, creo que debe ser más escuchada. Las instrumentistas deben tener más espacio, bajistas, guitarristas, bateristas y más. Recuerdo que estuve tocando en un festival con Mon Laferte en Pirineos, y cuando terminamos de tocar el director del festival con todo el equipo fueron a buscarnos a los camerinos para platicar y me dijeron que ese día era muy especial para ellos porque por primera vez en la historia de ese festival pisaba el escenario una instrumentista, que en esta caso era yo. Eso me conmovió mucho porque estábamos en el límite entre Francia y España, en una montaña, y ahí me di cuenta que incluso estando en Europa, el tema de la visibilización de la mujer en la música es realmente importante, es un mensaje de inclusión”. 

"Creo que mi destino era ser artista": Una entrevista con Cancamusa

Cancamusa en el estudio/ Foto vía Instagram: @cancamusa

La música de Cancamusa tiene consciencia

Siempre es importante escuchar qué es lo que dicen los artistas de su propia música y en el caso de Cancamusa no es la excepción. Así como todos nosotros, ellos también pasan por un montón de etapas a lo largo de su vida y carrera, distintas emociones y sentimientos, pero en este momento exacto describe su música con la palabra consciencia, algo que por supuesto se escucha en este primer disco en solitario:

“Yo creo que podría ser consciencia, siento que es una palabra que resuena mucho en mí todos los días, de estar buscando todo el tiempo quién soy, a dónde quiero ir, estar todo el tiempo consciente de mi cuerpo, de aprender cómo funciona. Estar consciente del mundo en el que vivo, de la estrellas, del universo, de mi entorno, de cómo están las personas que me rodean. Yo creo que es estar despierto siempre, con los ojos bien abiertos, eso es algo que resuena y creo que es algo que define muy bien e estos momentos a mi proyecto”.