Desde siempre hemos visto que Dave Grohl no solo goza de talento, sino también de buena onda y mucha comicidad. En incontables ocasiones se le ha visto invitando a sus fans al escenario, saludándolos, yendo a un concierto y sí, también caerse. La última que hizo fue en el concierto de Foo Fighters en Las Vegas, donde trató de ser el más cool pero terminó aplicando un Juangabrielazo… otra vez.

Ahora bien, la caída, para fortuna de Dave, no fue en un show con miles de asistentes, sino en uno más íntimo o mejor dicho, privado donde los Foo fueron los encargados de amenizar una fiesta de una empresa multinacional en The Joint, venue perteneciente a Hard Rock Hotel donde Grohl y compañía hicieron lo suyo. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Diamond Dave Grohl. #FooFighters #DaveGrohl #JohnLennon #DavidLeeRoth #Beatles #VanHalen #MashUp #Imagine #Jump #HardRockLasVegas #TheJoint #PrivateConcert #Harman #JBL #CES2019

Una publicación compartida de Matthew (@i_play_with_cars) el

En videos que ya circulan por redes sociales —especialmente Instagram—, aparece Dave jugueteando y  luciéndose con su guitarra. En una de esas baja del escenario, ríe frente a todos y alguien le extiende una cerveza. En eso Dave la toma, la coloca en una bocina y en su intento por beberla no lo logra. Entonces él toma la lata, bebe de ella y finalmente intenta subir al escenario y  puuuum un Juangabrielazo. 

La gente trató de ayudarlo para subir al escenario y Dave, como bueno que es, subió sin problema para continuar con el show (y no, ahora no se rompió una pierna). 

Como ya mencionamos, esta no es la primera vez que Dave se cae del escenario. En 2015 exintegrante de Nirvana se cayó durante un concierto en el Ullevi Stadium en Gotemburgo, Suecia, y terminó por romperse la pierna. 

Tres años después, en 2018, volvió al lugar que hizo que estuviera enyesado por meses; todo para reproducir su caída, esto después de que un concierto en Florida igualmente se cayera y pusiera en riesgo sus piernas… again.