Hace poco, les contábamos la noticia de que Brian Johnson el ahora ex vocalista de AC/DC, dejó de tocar con el grupo debido a un problema de sordera, y aunque no se retiró completamente de la música, nos recordó de un problema que le sucede a muchos músicos y fanáticos de la misma por escucharla a volúmenes muy altos.

Sin embargo, ahora

de acuerdo con un estudio que reporta The Atlantic, el problema de la pérdida de audición puede ser reversible debido al descubrimiento de una muesca inhibidora encontrada en animales como peces y las aves, la cual ayuda a que las células ciliadas de los oídos vuelvan a crecer tras la pérdida de audición.

La idea es imitar a esta muesca, con un nuevo tratamiento que podría inducir la multiplicación de dichas células. En 2013, en una investigación del Dr. Albert Edge, hicieron crecer células ciliadas regeneradas en la clóclea de los ratones, lo que les permite detectar frecuencias que antes no podían. Es importante, porque en los mamíferos, un daño en estas células por un sonido fuerte o golpe, tiende a dañarlas permanentemente, pero ahora parece que hay una forma de regenerarlas.

Y ahora la compañía holandesa Audion Therapeutics, de la cual el Dr. Edge es miembro, está planeando comenzar con pruebas en seres humanos. Pero, de acuerdo con este artículo, para poder llegar a resultados efectivos podrían tardarse años, tal vez décadas, pero sin duda sería un gran avance en la medicina que salvaría a miles de fanáticos de la música y sobretodo, a todas las personas que pierdan la audición por diferentes motivos.

Foto: Getty Images