Plácido Domingo ha sido reconocido por años como uno de los cantantes de ópera más importantes del mundo. Además de ser un reconocido tenor, Domingo también es un prolífico director de orquesta y gracias a su trabajo ha ganado múltiples premios, una figura completamente respetada en el medio. Gente cercana a él lo ha descrito como una persona llena de energía y con un poderoso encanto, aunque probablemente habría un lado oscuro del cantante que no se conoce, ya que ocho cantantes y una bailarina cercanas a Plácido Domingo lo han señalado por acoso sexual.

Según Associated Press, quienes entrevistaron a las testigos, por mucho tiempo el cantante de ahora 78 años “trató de presionar a las mujeres para que entablaran relaciones sexuales con él, agarrándose de sus trabajos y luego, cuando no aceptaban estar con él o rechazaban sus propuestas las castigaba profesionalmente”.

Foto: Getty Images

Tres de las mujeres que denunciaron a Domingo afirmaron que las forzó para besarlas en la boca, incluso una de ellas afirmó que le tocó las piernas en una comida de trabajo. “Un almuerzo de negocios no es extraño. Alguien que intenta tomarte de la mano, o poner la mano en tu rodilla durante un desayuno de negocios es muy extraño. Siempre te tocaba de alguna manera, y siempre te besaba”, afirmó una de las mujeres.

Junto con las nueve mujeres, seis más mencionaron que recibieron “insinuaciones” de Domingo, que obviamente las hacían sentir incómodas. La gran mayoría de todas estas historias ocurrieron a finales de los 80 y principios de los 90, justo cuando la carrera internacional de Plácido estaba en el punto más alto y antes de grabar la canción oficial de la Copa Mundial España 1982.

Foto: Getty Images

Además de los testigos, la misma fuente entrevistó a gente que trabaja muy de cerca con Plácido Domingo, entre ellos  músicos de orquesta, coristas, bailarines, miembros de su equipo y hasta el administrador de un teatro fueron testigos del comportamiento sexualmente inapropiado del cantante, diciendo que esto fue un secreto a voces que por mucho tiempo se mantuvo oculto.

Siete de las nueve mujeres dijeron que sentían que sus carreras habían sido afectadas por esta situación, alegando que los papeles y lugares que les prometió el tenor jamás lograron conseguirlos, a pesar de que cedieron a las insinuaciones de Domingo. Solo una de las personas dio su nombre, Patricia Wulf, una mezzosoprano que cantó con Domingo en la Ópera de Washington. 

Foto: Getty Images

Sobre este tema, Plácido Domingo no respondió nada sobre las acusaciones que todas estas mujeres hicieron, pero Associated Press también publicó un comunicado que el tenor compartió, disculpándose con aquellas personas que se sintieron incómodas al estar cerca de él: 

“Las acusaciones de estos individuos sin nombre que datan de hace 30 años son profundamente preocupantes y, como se ha dicho, inexactas. Aún así, es doloroso escuchar que puedo haber molestado a alguien o hecho que se sienta incómodo – no importa cuánto tiempo pasó y a pesar de mis mejores intenciones. Creía que todas mis interacciones y relaciones siempre eran bienvenidas y consensuadas. Las personas que me conocen o que han trabajado conmigo saben que no soy alguien que intencionalmente dañaría, ofendería o avergonzaría a nadie. Sin embargo, reconozco que las reglas y normas con las que se nos mide hoy en día son muy diferentes de las que lo eran en el pasado. Tengo la suerte y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me mantendré al más alto nivel”.