Texto: Aarón Cortés
Fotos: Miguel Lozano

Al ser uno de los iconos pop más relavantes del momento, la primera visita de Ed Sheeran a nuestro país no quedó exenta del agotante y eterno ritual de esperar desde varias horas antes fuera del recinto (sin importar el agobiante clima que hemos tenido que soportar estos días) que muchas fans despreocupadas suelen aplicar con tal de estar lo más cerca posible de su artista favorito. Aunque, curiosamente, el público estuvo compuesto en su mayoría de jovencitas acompañadas de sus padres (dispuestos a cumplir cualquier capricho económico), y parejas preparadas para derramar cuanta miel fuera posible al ritmo de estas baladas.

A simple vista el escenario parecía demasiado sencillo y austero, como los de cualquier show acústico tranquilo, aunque fue hasta el momento en el que el pelirrojo apareció con una gran sonrisa que todo comenzó a iluminarse y su rostro se multiplicó por la enorme estructura de pantallas para comenzar a contarnos la historia de su vida en “Castle on the Hill”. Fue así como Sheeran comenzó a desenvolverse con mucha confianza entre los estruendosos gritos de sus fans, que por alguna extraña razón se emocionaban aún más cada que éste tomaba una pausa entre canciones para tomar agua.

 

 

Después de presumirnos que se comió casi 24 tacos en su primer día en la capital, comenzamos a notar que su guitarra seguía sonando mientras él caminaba por el escenario con las manos libres. Pero esto no se trataba de ninguna especie de playback fallido, ya que en sus espectáculos en vivo sólo necesita tocar un par de acordes para grabarlos, realizar una serie de repeticiones, y así aprovechar la pista de audio mientras se enfoca en el micrófono; paseándose por el lugar y escalando amplificadores. Lo mismo ocurrió con los coros de algunas canciones como “Shape Of You” y “Barcelona”. Esta última pieza sufrió una transformación peculiar en su letra, reemplazando el nombre de la ciudad española por México y unas cuantas líneas adicionales sobre beber tequila que nos regaló uno de los momentos más destacados del concierto.

Más allá de los arreglos de producción improvisados en vivo, Ed Sheeran sólo necesitó un par de guitarras acústicas que fueron cambiando entre canciones, para mantenernos atentos a todos sus movimientos y resaltar las notas melancólicas de baladas de desamor, así como la colorida energía de algunos viejos hits que han quedado en el olvido con las canciones de Divide. Entre estos temas se encuentra “Galway Girl” que destaca por utilizar arreglos de música irlandesa tradicional, que tristemente en esta ocasión no se hicieron presentes entre los gritos y la intensidad de volumen de los micrófonos principales. En general fue difícil apreciar algunos detalles con facilidad.

Esto mismo ocurrió con “Shape Of You”, una de sus canciones más dance, que actualmente suena por todas partes, la cual nos quedó a deber ese ambiente de fiesta al ser un poco más tranquila de lo habitual y un tanto más acústica a como la conocemos. Esto no fue impedimento para tener una interacción constante con la gente al momento de pedirles que levantaran las manos, completaran los coros, o simplemente bromear con que todos cantaran y si no se sabían letra podían pretender que sí moviendo la boca para no desacompletar el ciclo (según las palabras de Sheeran). Y es que nadie quería quedar fuera de esta romántica energía y felicidad que rondaba por el aire, sin importar que las canciones nos hablaran de fuertes rupturas amorosas, o el nuevo sujeto que sale con esa persona a la que aún no logras superar.

 

 

Dentro de los visuales encontramos versiones caricaturescas del cantante, pedazos de las letras que aparecen como collage de papel, imágenes en tiempo real del escenario, y signos matemáticos que representan los tres álbumes hasta el momento con sus respectivos colores (naranja para +, verde para X, y azul para Divide) representados en la iluminación. Un espectáculo diseñado de principio a fin para que no despegues los ojos del escenario en un solo momento. Claro que no todo queda a cargo de la producción, pues Ed Sheeran demostró la amplitud de su rango vocal y rapeó en más de una ocasión hasta quedarse sin aire, con tal de probar que es digno de conquistar a la audiencia mexicana sin importar la tardanza de su visita.

Aunque muchos pensaban que el cierre sería con la romántica perspectiva de un futuro ideal en “Thinking Out Loud”, ésta fue utilizada para cerrar la primera parte del concierto con una guitarra eléctrica, y aprovechar para correr a cambiarse la playera negra por una de la Selección Mexicana de fútbol, además de una bandera en representación a la comunidad LGBT que le ofrecieron las personas de las primeras filas, y no dudó dos veces en tomarla para levantarla frente a todos en el mes internacional del Orgullo LGBT.

Antes de partir, Ed Sheeran tomó también la bandera de México que ondeó por todo el lugar, mientras corría al ritmo de “You Don’t Need Me, I Don’t Need You” dejando claro que no olvidaría el cariño especial que se ganó de esta gente. Probablemente es uno de los discursos más trillados en cada concierto al que asistimos, pero de alguna forma logra concretar el pacto con el artista y regalarles un pequeño momento íntimo de satisfacción a aquellos que gritaron hasta quedarse afónicos.

 

 

Mientras fuimos hipnotizados por sus palabras al micrófono, la lluvia golpeaba con intensidad afuera del lugar, ocasionando que todos quedaran atrapados en el Palacio de los Deportes con una gran sonrisa e historias que compartir. Ed Sheeran presentó el híbrido perfecto entre un show pop lleno a reventar, y el talento de un músico que no necesita tantos arreglos (ni ayuda) al momento de plasmar los sentimientos necesarios en sus canciones. Este viaje por nuestro país apenas comienza y ahora que tiene en la mira el aprecio (y negocio) de la audiencia mexicana, no dudamos que lo tendremos de vuelta más pronto de lo esperado.

 

 

Setlist

01. Castle on the Hill
02. Eraser
03. The A Team
04. Don’t
05. New Man
06. Dive
07. Bloodstream
08. Happier
09. Galway Girl
10. Feeling Good
11. I See Fire
12. México (versión alternativa de Barcelona)
13. Photograph
14. Perfect
15. Nancy Mulligan
16. Thinking Out Loud
17. Sing

Encore

18. Shape of You
19. You Don’t Need Me, I Don’t Need You

Galería

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook