Eminem fue visitado por el Servicio Secreto tras escribir rimas en contra de Donald Trump

Es sabido por todos que el buen Marshall Bruce Mathers –mejor conocido por el mundo como Eminem– le encanta meterse en problemas, que casi siempre son por andar escribiendo rimas bastante controversiales. Apenas este año (medio) se disculpó con Tyler, The Creator por hablar cosas bastante gachas en su contra. Desde que se supo que Donald Trump contendería por la presidencia, el rapero se mostró en contra de él y lo dejó muy claro en una rola en específico, “Framed” de su disco Revival de 2017. 

Pero ahora nos sorprende saber que Eminem fue visitado por el Servicio Secreto de los Estados Unidos después de que le tirara a diestra y siniestra al señor Donald Trump y a su familia. De acuerdo con Buzzfeed News, quienes encontraron toda una serie de documentos donde corroboran que la seguridad del Presidente lo tenía en la mira, presuntamente habría entrevistado al cantante de “Lose Yourself” por las letras que escribió.

Según los documentos, el 15 de diciembre de 2017, el día en que se publicó Revival, ‘un ciudadano preocupado informó que Eminem tenía una nueva canción llamada “Framed” con un comentario inapropiado hacia el presidente Donald Trump y una amenaza hacia la primera hija, Ivanka’. Ese ‘ciudadano’ resultó ser un empleado de TMZ, quien después le envió a la agencia un correo con un artículo donde preguntaba si estaban investigando a Eminem por esto.

Por supuesto que no le contestaron absolutamente nada. Así que después de toda la controversia, que si sí lo habían interrogado o no, Buzzfeed News presentó una solicitud a través de la Ley de Libertad de Información al Servicio Secreto de los Estados Unidos para averiguar si realmente se enviaron agentes para hablar con Eminem y tras esperar un año pudieran darse cuenta que en efecto, si lo hicieron.

Foto: Buzzfeed News

La información que encontraron fue que los agentes del Servicio Secreto se reunieron con Eminem y sus abogados el 16 de enero de 2018. Resulta que el interés por ‘platicar amistosamente con él’ era por escribir ‘letras amenazantes’ en contra de Trump y compañía. Durante la entrevista cuando los agentes comenzaron a leer las letras de su freestyle, el señor Marshall comenzó a rapear junto con los entrevistadores, jiar jiar.

Al final y después de evaluar la situación, llegaron a la conclusión de que no era probable que se tomaran medidas con respecto a sus amenazas. Y es que Eminem discretamente ya había contado esta experiencia cuando lanzó la rola “The Ringer” en su último álbum, Kamikaze, pero nadie creyó que fuera cierto. Una parte de la canción dice más o menos así:

“And he’s too scurred to answer me with words, ‘cause he knows that he will lyrically get murdered. But I know at least he’s heard it, ‘cause Agent Orange just sent the Secret Service to meet in person to see if I really think of hurtin’ him, or ask if I’m linked to terrorists” 

En español, Eminem quiso decir lo siguiente: 

Y tiene demasiado miedo de responderme con palabras porque sabe que él será líricamente asesinado. Pero sé que al menos lo ha escuchado, porque el Agente Naranja acaba de enviar el servicio secreto a conocerme en persona para ver si realmente pienso en hacerle daño, o preguntar si estoy vinculado a terroristas

¿Realmente era para tanto?

Como decíamos más arriba, en 2017 Eminem lanzó “Framed”. En ella hacía una crítica a Donald Trump y se aventaba un par de rimas bastante ponchadas, donde hacía referencia a la familia del Presidente y sobre todo, hacía referencia al asesinato de una mujer rubia, características que dan perfectamente con la señorita Ivanka. En concreto, la parte de la canción que encendió los focos rojos en la Casa Blanca fue la siguiente:

Donald Duck’s on, there’s a Tonka Truck in the yard. But dog, how the fuck is Ivanka Trump in the trunk of my car? Gotta get to the bottom of it to try to solve it. Must go above and beyond, ‘cause it’s incumbent upon me. Plus I feel somewhat responsible for the dumb little blonde. Girl, that motherfuckin’ baton twirler that got dumped in the pond. Second murder with no recollection of it”, 

Que traducido a nuestro bello idioma quedaría como: 

Donald Duck está encendido, hay un Tonka Truck en el patio. Pero perro, ¿cómo diablos está Ivanka Trump en el maletero de mi coche? Tengo que llegar al fondo para tratar de resolverlo, debe ir más allá, porque me incumbe. Además me siento un poco responsable por la tonta niña rubia. Ese maldito remolcador de batuta que fue arrojado en el estanque, segundo asesinato sin recuerdo de ello”. 

El video también sigue esta historia de asesinatos. A lo largo de los casi seis minutos de duración acompañamos a Eminem por un enorme camino, donde nos muestra como es que pasó de ser un asesino serial a terminar en un hospital psiquiátrico, pero mientras eso ocurre vemos varias escenas del crimen mientras un noticiario le da cobertura a la noticia.

Ustedes qué creen, ¿se lo ganó Eminem o Donald Trump exageró?