A veces es difícil creer la rapidez con la que está cambiando el mundo. En 20 años, nuestro planeta ha mutado de la misma manera de todo lo que lo conforma, como su música. Pese a que existen algunos que se niegan a aceptar esta transformación, otros más, quienes llegaron en medio del cambio, están aprovechando para subirse a esta ola y sacarle todo el provecho que puedan, como lo hacen los regios de AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY.

Hoy, las tendencias musicales apuntan a géneros más “urbanos” -por etiquetarlos en conjunto con algún nombre- que habían tenido su boom en los 80 y 90 pero que están de regreso gracias a nuestro esfuerzo por aferrarnos a las décadas que marcaron el inicio de la transición mundial en todos sus aspectos y a las que recordamos con nostalgia. El hip hop, el trap y el R&B no son géneros nuevos, pero en esta constante evolución han encontrado un nuevo aire e incluso se han abierto las puertas para nuevos exponentes del R&B, que poco había sido explorado en nuestro país, como Girl Ultra, Noa Sainz o hasta Jesse Baez, que si bien no es mexicano, sí navegó en la corriente que se creó en el país.

#EmergenciaNacional: AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY, la boy band que debes conocer en Ceremonia 2019

Alan Villanueva

Bajo el arropo de Finesse Records (que muy bien han hecho su trabajo desde esta trinchera), surge entonces AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY, una boy band integrada por Zizzy, Neqer, Jay Lee, Nehly y Phynx, todos chicos menores de 25 años que están rompiéndola con su mezcla entre new wave y R&B.

¿Qué hacemos para destacarnos del resto? Abrir este panorama en Latinoamérica, porque no hay mucho R&B latino, no hay R&B en español. Nosotros queremos abrir esa puerta porque no hay mucha gente haciéndolo y tampoco queremos ser los únicos, comentó Zizzy en entrevista con Sopitas.com.

AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY fue un proyecto gestado dentro de las filas de Finesse Records. Como dijimos líneas más arriba, si hay un referente de quienes se han empeñado en impulsar proyectos de líneas urbanas que van desde el hip hop hasta el trap y el R&B en México, podemos hablar sin problemas de este sello. De hecho, según Phynx, cada uno de los que integran a la banda estaba trabajando en solitario, pero el clic se dio en el estudio de grabación, fue ahí cuando comenzó el viaje.

Aquí nos conocimos y surgió una oportunidad de trabajar todos juntos. Aprovechamos para hacer música y vimos magia. Respecto al género, creo que es algo con lo que yo conecto mucho, las ramas del hip hop, dentro de todo su espectro. Creo que el R&B es melódico y armónico y es algo que siempre me ha gustado mucho”, continúa Phynx.

No es raro que en sellos que nacieron entre amigos, las cosas funcionen de manera colectiva. De hecho podríamos decir que es la dinámica de casi todos aquellos que se desenvuelven en todas las gamas del hip hop, el actuar como una gran familia. Así, AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY se ha forjado de una gran red de talentos que los han ido ayudando no solo a materializar el proyecto, sino también a salir a flote en una escena en la que poco a poco se abre espacio a estos géneros.

“Desde los artistas hasta los managers y productores. Somos una gran familia y nos apoyamos entre todos. La idea es siempre sumar, hacer crecer la familia y buscar nuevos artistas, así como ayudar a crecer a los que ya están. Si en algún momento nosotros estamos arriba, vamos a ayudar a los que están empezando, es lo que hace Finesse“, dicen.

En últimos meses, un debate se ha abierto y no se ha detenido respecto a la diversidad de géneros musicales por la que ahora festivales gigantes como Coachella o Primavera Sound están apostando y es que, dentro de todas sus propuestas, se observan cada vez más nombres de artistas dedicados al hip hop, al trap y al reggaetón.

En México, podríamos decir que Ceremonia hace su parte por llamar la atención de los amantes de este movimiento y si bien todavía es necesaria una aceptación mayor, festivales como este están ayudando a proyectos como los AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY.

La presencia del reggaetón siempre ha sido fuerte, como que siempre lo tuvo destinado. El reggaetón es para nosotros (los latinos) como nuestro hip hop. Tantos años en donde el reggaetón no tuvo una clase de evolución tan significativa, obligó a artistas como J Balvin 0 Bad Bunny a que rompieran las barreras fronterizas y llegaran a públicos como el de Estados Unidos, con géneros urbanos que ahora se escuchan en todo el mundo y que al mismo tiempo están rompiendo las barreras del idioma”.

Y pese a que géneros como el mencionado están rompiendo barreras (y madres también), el debate sigue ahí, con quienes aseguran que toda una generación está perdida y con quienes valientemente han salido a dar la cara para gritar ¡déjenlos vivir su vida y su tiempo!

“El rock en su tiempo era odiado y lo mismo le ocurre a estos géneros. Cuesta adaptarse, los tiempos cambian. No puedes ser la voz de una generación si no eres parte de esa generación. Quizá la gente no lo va a entender, pero nuestra generación es esa y lo que nos importa es conectar con ella, asegura el quinteto.

Mientras que AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY se prepara para el lanzamiento estelar de su primer disco y para después aspirar a acomodarse en los festivales más importantes del mundo, ellos están conscientes que, primero, su sonido debe pulirse y además deben seguir abriendo las puertas para que cada vez sea más apoyado el R&B en español.

“Buscamos mezclar nuestros estilos y hacer todo esto homogéneo ante todo lo que está pasando tanto en la cultura, el internet o la vida diaria. Hay que hallar la forma correcta de ser simple pero claro. A veces el español no es tan claro”. 

Si te quedaste con ganas de más de AQUIHAYAQUIHAYAQUIHAY, no te los pierdas en la próxima edición de Ceremonia 2019. Échale un ojo a nuestra siempre confiable nunca inconfiable Guía de Supervivencia para que sepas cómo se pondrá todo el 6 de abril. ¿A quiénes veremos por allá?

Cartel de Ceremonia 2019

Cartel de Ceremonia 2019