#EmergenciaNacional: A bailar sabrosón con los Astros de Mendoza Música

#EmergenciaNacional: A bailar sabrosón con la electrocumbia de los Astros de Mendoza

En bodas, XV años, posadas o peda casual, las cumbias son las reinas de la noche y no hay quien se resista a sacarle brillo a la pista al son de esos acordeones o clarinetes. Pero con el paso del tiempo y como ocurre con cualquier género musical, a la cumbia le han salido cada vez más ramas, sin embargo, eso no quiere decir que haya perdido su esencia. Es más, es probable que su encuentro con la moda kitch que se impuso de nuevo por allá del 2010, beneficiara de cierta manera al género y rompiera los prejuicios de clases sociales que desde siempre lo habían rodeado, dejando el camino libre para agrupaciones como la que les presentaremos a continuación: Astros de Mendoza.

Y es que sí, podrán abrirse un debate entre si la cumbia electrónica le hace o no justicia a su género madre, pero nadie va a negar que estos ritmos tropicales y melodías repetitivas terminan por entrar en nuestras venas y hacernos movernos de un lado al otro sin importar nada. ¿Será porque somos millennials? Probablemente, pues este subgénero tiene su cuna justamente en la época rebelde de los de la “generación Y”  y además surgió en Argentina.

#EmergenciaNacional: A bailar sabrosón con los Astros de Mendoza

Vía FB/ Astros de Mendoza

Como sea que haya aparecido en el mapa musical y a cualquier generación a la que le pertenezca, para quienes no tienen prejuicios en la frente, la electrocumbia es un género que debe disfrutarse como cualquier otro que tenga en sus etiquetas una que diga “tropical”. Y aunque probablemente los exponentes más grandes sean Bomba Estéreo o el Frente Cumbiero, si nos adentramos un poco más encontraremos un abanico de artistas que cada día echan su granito de arena para que este género sea mayormente aceptado: Desde los argentinos de Faauna hasta el de la Comarca Lagunera, Cadereira, desde los Frikstailers hasta los Master Plus y -como ya mencionamos- también están los Astros de Mendoza, una dupla fiestera de Playa del Carmen compuesta por Alan “Pirul” y Diego “D-2000”.

Alan y diego iniciaron su viaje cumbianchero atascado de sintetizadores hace aproximadamente siete años. En aquel momento, comenzaron a hacerse sonar a través de remixes de otros artistas a los que les añadían ese toque tropical que tanto nos seduce, así como cuando a tu ron con coca le echas unas gotitas de limón.

“Cuando llegamos a México hicimos un disco con apoyo de muchos músicos como Tropikal Forever, Agrupación Cariño y Los Ángeles Azules. Después conocimos más música a través de los viajes que pudimos hacer en nuestras giras y fusionamos diferentes ritmos, ahora son muchos ritmos metidos en una licuadora”, dice Diego.

Hay tres cosas que son esenciales en la electrocumbia: la primera es un gusto tangible por la cumbia, la segunda es ser fiesteros de corazón y la tercera es no tenerle miedo a nada. Solo así podríamos asegurar que un proyecto de este tipo funcionaría.

En el caso de ls Astros de Mendoza, aunque comenzaron haciendo remixes bastante buenos de otros artistas, pronto la demanda y sus ganas de seguir entrándole con ganas a la electrocumbia los orillaron a comenzar a hacerse de canciones de su autoría. Así, con los elementos clave ya sobre la mesa, solo fue cuestión de que Diego y Alan se pusieran a recordar aquellas anécdotas que les sucedieron en la peda para compartirlas con su público de la manera más original.

“Lo que más nos gusta de la cumbia es que todo ese tipo de ritmos incitan a la fiesta y que te la pases bien. Si vas a un antro, pues que te encuentres a una chica y bailes con ella… no es como en los conciertos de rock, la onda de la bailada no fluye tan de manera natural”, dice Alan.

En un principio y para quien al menos en una ocasión haya escuchado a uno de los exponentes que atrás les mencionamos, podríamos pensar que sus letras no son más que cosas sosas sin sentido con el único objetivo de hacernos reír… y sí, puede ser que esa sea la finalidad, pero nadie puede negar que alguna vivió momentos parecidos. ¿Van a venir a decir que nunca nadie se encontró con una chica (o) en el cuarto de un motel motivados por el calor del momento? ¡Por favor!

“Parecen broma pero nos estamos atreviendo a decir esas cosas vergonzosas que nos pasan a todos pero no contamos. Creo que parte del éxito de ciertas canciones es la melodía que uno recuerda y con otros es la letra, porque te acuerdas de la historia. Buscamos que la gente se identifique culposamente y se la pase bien a escondidas“, señala Diego.

Pero para que esto pudiera funcionar, los Astros de Mendoza dicen que tuvieron que pasar varios sucesos tiempo antes, los cuales prepararon el terreno para la llegada de proyectos como el suyo.

“La nueva oleada de nuevos músicos jóvenes haciendo música tropical nos cayó muy bien. Aunque nosotros creemos que contribuimos a que se acepte más este género, en realidad fueron las leyendas como los Ángeles Azules quienes ayudaron a que esto pasara, esto gracias al disco de sus éxitos acompañados de grandes artistas de rock y pop. Eso marcó un parteaguas en la aceptación en la radio y en los oídos de la gente de la música tropical. Lo que nosotros estamos buscando es que se mantenga así, cuenta Alan.

Por ahora, los Astros de Mendoza se encuentran promocionando su más reciente material titulado Diamantes de la Nada y aunque dicen que les gustaría iniciar con nueva música, por ahora prefieren enfocarse en hacer bailar y sudar a las masas con este disco.

El próximo 14 de febrero, la dupla cumbianchera se presentará en  El Paraíso y el 2 de marzo en Pasagüero. ¿A quiénes veremos por allá?

Comenta con tu cuenta de Facebook