Foto: Getty

“Dave Grohl nos motivó a seguir adelante y luchar por la música”: Una entrevista con The Cribs

Después de estar durante años dentro de la industria musical, las bandas suelen desgastarse debido a la convivencia diaria y a situaciones que muchas veces están fuera de su control. Peor aún si son hermanos, porque después todas esas diferencias llegan hasta a su familia a tal punto de que tienen graves consecuencias. Pero hay algunos ejemplos como The Cribs que nos demuestran todo lo contrario. 

En 2016, la banda de Wakefield, Inglaterra lanzó su séptimo álbum de estudio, 24-7 rock star shit. Desde entonces se han tenido que enfrentar a muchas cosas, como problemas con disqueras y las personas que los representaban, a tal punto de que llegaron a la conclusión de que lo mejor para ellos era separarse. Afortunadamente y gracias a una persona muy especial, lograron superar todo y este 2020 regresaron con un nuevo disco.

Una entrevista con The Cribs

Foto: Getty

Tuvimos chance de platicar con Ryan Jarman, guitarrista de la banda, quien nos contó entre otras cosas los detalles de su más reciente material discográfico, Night Network, así como el camino que los llevó a grabar este material discográfico. Pero también reveló cómo es que la música y los momentos desagradables los ayudaron a unirse y sobre todo, que el mismísimo Dave Grohl los ayudó en un momento crítico en su carrera.

Superando la crisis

En 2016, The Cribs lanzó su más reciente álbum de estudio, con el cual tocaron por todo el mundo. Sin embargo, las cosas no estaban bien dentro de su núcleo, así que decidieron detenerse un momento y replantearse el camino que querían seguir, aunque no fue fácil porque vivieron un largo proceso de cambios internos para conseguir que una vez más trabajaran en equipo para componer canciones. 

“Creo que estuvo bien parar en 2018, por ese tiempo lanzamos nuestro último disco, ‘24-7 rock star shit’, y teníamos un problema con nuestro management. No era la manera en que nos manejaban, sino que priorizaban el lanzamiento de un sencillo y cosas así por encima de la música, y creo que eso no está bien. Cuando éramos jóvenes lo aceptábamos porque sentíamos que era lo mejor y ese era el camino que tenía que ser, ¿sabes? No queríamos hacer promociones porque es algo que venimos haciendo hace muchos años, lo único que queríamos era grabar un disco sólido y al carajo, lanzarlo, pero nuestros managers no nos dejaban hacerlo”.

“Y especialmente en el Reino Unido, el éxito de un disco se mide en ventas, por más irónico que suene, y las personas que nos representaban decían cosas como ‘chicos, parece que están tratando de sabotear su propia carrera’ y en aquel momento nosotros pensábamos ‘está bien, es lo que queremos, ¿a quién le importa?’ Así que cortamos relaciones y decidimos ser nuestros propios managers, ahora estamos conformes con las cosas que hacemos o que queremos hacer, aunque estamos en una disquera independiente y tengamos que tocar por todo el mundo en distintas condiciones, nos sentimos contentos porque volvimos a conectarnos con la música”. 

Una entrevista con The Cribs

Foto: Getty

El día que Dave Grohl salvó a The Cribs

Si algo nos ha quedado claro es que además de ser un gran músico y una verdadera leyenda de la música, Dave Grohl es un tipazo. Es por eso que en el momento más crítico de The Cribs –donde de plano ya quería decirle adiós a la banda–, el líder de los Foo Fighters intervino y los hizo entrar en razón para que siguieran componiendo música, pero sobre todo les dio un consejo que también aplica para todos aquellos que quieren llegar lejos.

“En ese entonces no podíamos lidiar con el coraje que llevábamos dentro, no había manera de seguir así, e incluso creímos que lo mejor era simplemente separarnos porque no sabíamos qué hacer. Pero luego apareció una oferta por parte de los Foo Fighters para tocar con ellos en el estadio del Manchester City y pensamos ‘lo único que jamás hemos hecho es tocar en un estadio’, es por eso que aceptamos y cuando llegamos al show dijimos ‘es el lugar perfecto para dar nuestro último concierto como banda’, porque era algo que nos faltaba, somos grandes fans de Queen y siempre soñamos con algo de ese tamaño”. 

“En ese momento teníamos en mente que daríamos nuestro último concierto en un estadio con el tipo de Nirvana, que de hecho también los seguíamos desde jóvenes. Tuvimos la oportunidad de platicar con Dave (Grohl) y fue espectacular porque pensábamos que abriríamos para ellos y listo. Así que le contamos todo lo que pasaba y nos dijo ‘escuchen, manden todo al demonio, sólo vengan a nuestro estudio y hagan un disco’. No lo podíamos creer, como él es tan grande dentro de la industria musical, exitoso y amable, que nos aconsejara esto fue una de las mejores cosas que nos pudieron pasar, porque después de esa charla nos convenció de seguir adelante y pelear por nuestra música, que es lo único que tenemos”. 

Foo Fighters presentan Shame Shame

Foto: Getty

The Cribs vuelve con un nuevo álbum en tiempos complicados

De aquella charla con Dave Grohl –y como podrán darse cuenta–, surgieron grandes cosas. Para empezar, The Cribs retomó el camino y se acordó que lo más importante para ellos siempre ha sido la música, es por eso que aceptaron la oferta del frontman de Foo Fighters y fueron a Estados Unidos para grabar en su estudio. Pero así como muchas otras bandas, sus planes se tuvieron que posponer por la bendita pandemia. 

“Viajamos a Los Ángeles en 2019 y grabamos el disco en el estudio 606 de Foo Fighters. De esa plática nos quedó muy claro que teníamos que mandar al carajo a las disqueras y managers, y simplemente hacer lo que queramos. En febrero lo terminamos y pensamos ‘wow’ y creíamos que el futuro sería maravilloso, pero obviamente no teníamos en mente todo lo que pasaría en el mundo y es realmente difícil.

“Pero volvemos a la industria musical después de dos años de silencio y aunque es complicado promocionar un disco en estos tiempos y que probablemente nuestros managers hubieran dicho ‘mejor pospongamos el lanzamiento para el próximo año’, sentíamos que era importante lanzarlo este año. Para la gente que siga a la banda, creemos que es importante que tengan un disco en estos momentos, música para disfrutar”. 

Uniéndose como hermanos gracias a la música

Para nadie es un secreto que las bandas formadas por hermanos suelen tener un montón de problemas y discusiones cof cof, los Gallagher. Es por eso que tras todas las cosas que tuvieron que enfrentar, para Ryan Jarman lo más valioso de esta experiencia fue que tanto él como Gary y Ross supieron apreciarse como lo que son, una familia que está unida en las buenas y en las malas, pero que sobre todo crea grandes rolas. 

“Por la pandemia no nos hemos visto desde hace mucho, cada quien vive en un lugar diferente y la distancia nos ha enseñado muchas cosas porque nunca habíamos estado tanto tiempo lejos. Creo que lo más importante es que aprendimos a lidiar con los problemas, y no hablo de algo físico, cuando dejamos de lado a nuestros managers no sabíamos lo que pasaría, nos separamos muchas veces porque estábamos hartos entre sí, perdimos la fe en lo que hacíamos y nos hizo preguntarnos cuál era el punto de continuar. 

“Creo que después de eso establecimos una grandiosa relación entre nosotros y nos unimos como hermanos, necesitábamos confiar en nuestra música y en nadie más porque ya no éramos ni siquiera hermanos, sólo nos veíamos como compañeros. Siento que crecimos juntos de toda esta experiencia e intentamos mantenernos auténticos, nunca hemos sido una banda de tres hermanos, más bien como una familia que hace música. 

Una entrevista con The Cribs

Foto: Getty

El disco que reúne a la banda

Después de superar todas las broncas, como músicos y familia, el paso siguiente para The Cribs era comenzar a pensar en el sonido que querían para su próximo disco. Y según Ryan, retomaron esas influencias que los marcaron cuando estaban creciendo y sobre todo, se conectaron una vez más como banda, aunque en el proceso y sin pensarlo, se sintieron como aquellos jóvenes que soñaban con tener una banda exitosa. 

Como básicamente nos separamos un montón de veces antes de grabar este disco, cuando volvimos para hacerlo y retomamos el camino fue como si nos reiniciáramos, ¿sabes? Teníamos ambiciones y diferentes cosas que queríamos hacer con la banda como cuando empezamos, queríamos retomar elementos de aquellos años donde realmente disfrutábamos tocar y esta nos fuimos más allá, retomando sonidos que nos influenciaron de niños, como Motown, las bandas de chicas de los 60, garage rock y esas cosas”.  

“No fue una decisión consciente, sucedió porque después de lidiar con tanta mierda queríamos volver a donde comenzamos y cuando armamos la banda. Siento que este disco para mí suena y me recuerda a la vibra de nuestro álbum debut, no hablo en específico del sonido, sino que tiene esa vibra un tanto nostálgica que me encanta. Es idiosincrático, suena más británico y creo que describe verdaderamente nuestra personalidad a diferencia de otros discos”. 

Trabajar una vez más con grandes guitarristas

En este disco, The Cribs vuelve a trabajar con un músico que hace años los ayudó, Lee Ranaldo –guitarrista de Sonic Youth–. En particular, él colabora en la rola “I Don’t Know Who I Am”, aportando unos riffs duros y precisos, aunque para la banda que él regresara para grabar significa muchísimo, pues ha sido un amigo que siempre ha estado para ellos cuando más lo necesitan. 

“Siempre es grandioso trabajar con Lee (Ranaldo). En 2006 teníamos una canción que nos gustaba y no sabíamos qué hacer con ella, y le preguntamos si nos podía ayudar. Vino al estudio por unas cuantas horas y todo fue muy rápido, pero funcionaba a la perfección. Creo que nunca intentamos que recreara su sonido, esa es una gran cosa que él tiene, que es capaz de sorprenderte con nuevos riffs a pesar de ser un guitarrista de la vieja escuela. Pero cuando le llamamos mientras estábamos haciendo este disco solo fue por diversión, tuvimos una enorme sesión de improvisación bastante cruda que resultó increíble, pero después comenzamos a componer otra canción y creímos que necesitaba una guitarra ruidosa”. 

“Así que una vez más le pedimos que viniera al estudio y afortunadamente estaba en Los Ángeles, pero sobre todo se encontraba dispuesto para hacerlo. Lo dejamos hacer lo suyo y después de una o dos tomas, le pusimos las voces y estaba lista. Fue tan rápido y es una de esas cosas que nunca imaginamos que tendríamos, un nombre cool en el disco, pero creo que nos quedamos con esa sensación que cuando lo necesitamos, siempre está ahí para nosotros”. 

El mensaje de ‘Night Network’

Por supuesto que Night Network es un disco especial para The Cribs. No solo vuelven después de tener que lidiar con sus propios problemas y aquellos que tenían con la industria musical, sino que es un álbum donde se reconcilian con ellos mismos, y aunque esperamos que esta colección de canciones tengan un mensaje en particular, para Ryan Jarman lo más importante era hacer música llena de sentimiento y que reflejara su estado de ánimo actual. 

“No lo sé, no queríamos hacer necesariamente un disco político, aunque obviamente hay opiniones políticas personales y algunas que nos llevan a cuestiones de rol de género que a menudo se escuchan en el álbum. Pero esto es principalmente las canciones clásicas de rock que componemos, que a la gente le gusta y que saben que siempre hacemos, algo que no siempre se sale de nuestro camino musical. Pero creo que no hay un mensaje en particular que quisiéramos compartir con nuestro público, esto es más sobre el sentimiento de volver”.