¿Se están perdiendo los valores? Fan de Tool le pide a Eddie Van Halen que le tome una foto sin saber quién era

Si eres un fan clavado de la música y te piden que hagas una lista con tus guitarristas favoritos, puede que te pasen muchos grandes músicos, pero seguramente por ahí estará el nombre del señorón Eddie Van Halen. No podemos negar que ya sea con Van Halen o tocando como músico de sesión, siempre deja huella gracias a esa velocidad y técnica precisa que tiene con las seis cuerdas. Aunque parece que las nuevas generaciones no tienen muy claro (para no decir que ni idea) quién es él.

Resulta que Eddie estuvo junto a su hijo Wolfgang –quien ahora toca el bajo en Van Halen tras la salida de Michael Anthony en 2006– en el poderoso concierto de Tool en el Staples Center de Los Ángeles. Todo iba viento en popa, ambos disfrutaron del show que Maynard James Keenan y compañía dieron para promocionar su último disco, Fear Innoculum. 

Después de escuchar verdaderos rolones como “Parabola”, “Schism”, “Forty Six & 2” y “Stinkfist”, los Van Halen estaban listos para salir de la arena y dirigirse a su casa, no sin antes platicar con un fan. Cuando el chico se acercó a Eddie, el guitarrista que creó riffs épicos durante los 80 pensó que quería una foto con él, porque vamos, es una leyenda y tener una fotografía con él causaría envidia en muchos. Pero no.

Lo que el joven en realidad quería era que Eddie Van Halen le tomara una foto con el escenario de Tool detrás, enorme fail, ni siquiera reconoció quién era. La historia la contó el propio Wolfgang en su cuenta de Twitter, quien aprovechó para hacerle un poquito de bullying a su señor padre, tal cuál el menor de los Van Halen escribió:

“Un tipo le preguntó a mi papá si podía sacarle una foto con el escenario detrás, sin tener idea a quién le preguntó, y ese fue mi momento favorito del show de Tool de anoche”. 

Bad luck Eddie, parece que recorrer velozmente el mástil de la guitarra e innovar con su instrumento no fueron suficientes para que ‘los chavos de ahora’, como dirían nuestras tías, no reconozcan lo que ha hecho. Pero que no se preocupe el señor Van Halen, seguramente en unos años (o quizá ya lo está haciendo), el fan de Tool se dé de topes con la pared por haber desaprovechado aquella oportunidad.