Definitivamente la 91ª edición de los Oscar fue una noche muy especial para Lady Gaga, quien ganó una estatuilla en la categoría a Mejor Canción Original por “Shallow”, la cual co-escribió con Mark Ronson y forma parte del remake de A Star Is Born, filme que se basó en su homónimo de 1976, y que ahora está protagonizado por Gaga y Bradley Cooper. 

Debido al gran éxito que tuvo, pues además cantó junto con Bradley dicha canción durante los premios de la Academia, es que Lady Gaga posó para la cámara de la revista TIME con ni más ni menos que Madonna, con quien ha tenido una rencilla desde hace una década.

La historia va más o menos así: En 2009, cuando Lady Gaga incursionó en la escena musical con su primer disco, The Fame (2008) muchos la llegaron a comparar con la reina del pop. En ese año ellas incluso llegaron a posar juntas en varios eventos, y Lady Gaga, a pesar de ser parte de la música pop y electropop, su alcance no era tan mayor y su extravagancia apenas comenzaba a vislumbrarse. 

Para 2012, en una entrevista, Madonna habló abiertamente de Born This Way, el tercer material de estudio de Lady Gaga que le hizo ganar la fama a nivel mundial y consolidarse como artista. En ese entonces, ella dijo que la canción que da título al disco le recordaba a su hit de 1989, “Express Yourself”, y que incluso Gaga con esa canción se había mostrado bastante… simple. 

Cuatro años más tarde, en 2016, Lady Gaga no se detuvo y en entrevista con Zane Lowe dijo: “Madonna y yo somos muy diferentes… No quiero faltarle al respeto. Ella es una mujer muy amable y ha tenido una fantástica y enorme carrera. Es la estrella pop más grande de todos los tiempos. Pero yo toco muchos instrumentos. Compongo mi propia música. Paso horas y horas del día en el estudio. Soy productora. Soy escritora. Lo que hago es diferente”. 

Estas palabras de Gaga apelan directamente al hecho de que Madonna ha tenido a grandes productores detrás de su discografía, pero también es muestra de ignorancia ante el hecho de que la reina del pop también compone y toca instrumentos. A partir de entonces, ambas se mantuvieron alejadas y distantes, haciendo comentarios la una de la otra.

En algún punto, en el documental Five Foot Two, Gaga explicó que estaba molesta con Madonna por haber llevado su rencilla a los medios y que además, le molestaba su ataque pasivo-agresivo. “La cosa con Madonna y yo, por ejemplo, es que yo la he admirado desde siempre. Y todavía la admiro, sin importar lo que ella piense de mí. Solo quiero que Madonna me aviente a la pared y me bese y me diga que soy un pedazo de mierda”. 

Ahora, sin siquiera haber dicho que hablaron o que se habían reconciliado, ambas cantantes posaron para la revista TIME abrazadas y sonrientes mientras Lady Gaga sostiene su Oscar… una noche que al parecer, para la protagonista de A Star Is Born, resultó más que favorable. Acá te dejamos la foto:

¿Se acabó la pelea? La foto que confirma la reconciliación de Madonna y Lady Gaga