El viernes pasado Caifanes se presentó en el Palacio de los Deportes

, un evento donde diversas generaciones se congregaron bajo el mismo objetivo: escuchar a una de las bandas más emblemáticas del rock mexicano. Una banda que tras varios años de carrera han permitido a los músicos vivir innumerables experiencias tanto positivas y negativas, y que a pesar de las disputas o desacuerdos (rupturas y encuentros) han logrado permanecer en el escenario por su amor al proyecto, a las letras y a la música. Un amor que ha pasado de generación en generación, lo que ha logrado que Caifanes siempre reciba nuevos fanáticos. Y es fácil de entender el por qué, teniendo en cuenta que Caifanes son de las bandas mexicanas que ha logrado mucha conexión con su público por entender los mismo problemas, por analizar los mismos detalles, por ser la voz de sus sentimientos, de memorias y de hechos revelantes en su vida diaria.

Caifanes es y será de las bandas más representativas de nuestra cultura suburbana, la voz de la juventud de los 80 y 90, una voz que en esos tiempos -donde no existían redes sociales- los jóvenes encontraron a través de la música, de la música cosechada en su país, de la música que hablaba igual que ellos; música que ponía en alto el orgullo del rock mexicano. Una esencia del rock que los más puristas dirán que está acabada, pero que a nuestro parecer ha mutado y traspasado géneros. Hoy en día en México podemos encontrar proyectos de todo tipo y estilo, y esto jamás se hubiera logrado si en aquellas épocas se hubieran reprimido las expresiones artísticas, y no lo decimos en una connotación política, sino por parte de la misma cultura, el rock y todos los proyectos que sonaban en los garages de los 80 y 90 permitieron que la música mutara dentro de nuestro país, así que indudablemente a bandas como Caifanes debemos decir: gracias.

Y bueno, no abrumemos más en palabras, a lo que vinieron… aquí la galería de fotos de lo que vivimos este viernes junto a Caifanes, quienes hicieron un llamado a prestar atención a las futuras generaciones, nuestro futuro.

 

Galería

 

DSC00299 DSC00308 DSC00313 DSC00335 DSC00350 DSC00355 DSC00359 DSC00369 DSC00382 DSC00384 DSC00394 DSC00418 DSC00425 DSC00428 DSC00430 DSC00442 DSC00450 DSC00471 DSC00485 DSC00490 DSC00495 DSC00497 DSC00499 DSC00513 DSC00520 DSC00522 DSC00529 DSC00533

Fotografía por: Diego Figueroa (@halofive)