Unos verdaderos cracks: Green Day paga los daños que dejó el concierto de hardcore en un restaurante

Hace algunos días se hizo viral un restaurante Denny’s nada más ni nada menos porque a un joven promotor se le ocurrió hacer un show de hardcore ahí. Con la euforia del momento, muchos de los asistentes causaron algunos destrozos dentro del lugar, causando que el restaurante le pasara una cuenta bastante carita por los daños que dejó el público en el establecimiento. Afortunadamente para este chico, le ha sonreído la vida porque Green Day donó unos cuantos dólares para que quede completamente saldada esa deuda. 

Si no saben de qué va la historia por acá les contamos cómo estuvo. Resulta que Bryson Del Valle hizo un pequeño festival de hardcore dentro del restaurante con cinco bandas locales. Mientras una de ellas estaba tocando (para ser exactos Wacko) varias lámparas se empezaron a mover violentamente, a eso sumémosle que la banda se subió a varias mesas de Denny’s como si fuera un escenario. Después de todo esto, el establecimiento le pasó a Bryson una cuenta de más de mil dólares por todos los destrozos que hicieron sus invitados. Si no nos creen que se puso denso, chequen a continuación el set completito de esta banda para que se den una idea: 

Siendo fieles al estilo de vida do it by yourself (o hazlo tú mismo), Wacko abrió una página en GoFundMe para poder ayudar al joven organizador a pagar toda la cuenta. Es aquí cuando entra Green Day, pues al enterarse de lo que había pasado y después de ver la campaña en internet para juntar dinero, no dudaron en ayudarlo aportando nada más de 2 mil dólares para que Bryson ya no tenga que preocuparse por romper el cochinito y así pueda pagar lo que debe.

En una publicación de Instagram, el chico compartió una captura de pantalla de la aportación hecha por los miembros de la banda de pop punk. Y no solo eso, sino que le dejaron un mensaje que insinuaba que Billy Joe, Tré Cool y Mike Dirnt querían dar un show para él, tal cual esto decía la nota junto a su aportación: “¡Hey Bryson llámanos! Queremos tocar en el Club de los Bastardos. Con amor, Green Day”. 

No cabe duda de que con este tipo de acciones (aunque son mínimas para una banda millonaria como ellos), Green Day recuerda sus orígenes y de alguna manera apoya a todos esos jóvenes talentos de la escena independiente de pop punk y hardcore que acá entre nos es una de las más unidas en todas partes del mundo. Un gran gesto de Billy Joe y compañía.