Todos conocemos a Iron Maiden por ser una banda que da unos shows bastante locos e intensos, montando todo lo que puedan para que sus fans se lleven un gran sabor de boca. Los guitarristas de la banda son virtuosos en el instrumento, que además de hacer riffs icónicos como el de “The Trooper” se avientan unos solos poderosos. Pero ahora, uno de ellos ha demostrado que tiene otra clase de habilidades más allá de las musicales.

Resulta que durante la más reciente fecha de su tour Legacy of the Beast en el AT&T Center en San Antonio, Texas. Iron Maiden dio la nota no por un increíble concierto, sino todo lo contrario. Todo transcurría bajo la normalidad, ya saben, Bruce Dickinson mostrando la brutal voz que tiene y Steve Harris golpeando violentamente el bajo.

Hasta ahí todo parecía ser un show normal de los ingleses, pero todo cambió cuando al guitarrista Janick Gers se le fue volando su guitarra. Sí, no es broma. Mientras la banda tocaba a Gers se le ocurrió que era buena idea descolgarse la lira y empezar a moverla en círculos, ya saben, para demostrar que es todo un rockstar.

Con lo que no contaba es que el truquito que tenía bajo la manga no le saldría como él quería. Mientras su guitarra giraba por los aires, Janick Gers le metió más fuerza de la normal y sin querer salió volando. Como quien dice, por fin supo por qué en la secundaria lo apodaban ‘manos de mantequilla’. 

Por acá les dejamos el momento exacto en el que la guitarra de Gers sale volando: 

Según lo que cuentan algunos testigos a Consequence of Sound, cuando la guitarra cayó golpeó a un guardia de seguridad en la cara y en el pecho. Afortunadamente para todos, no pasó a mayores y solo fue un mega trancazo el que se metió. Después de este aparatoso momento, Janick esperó a que el público le pasara de regreso su guitarra, volvió a intentar su truco e hizo como que nada pasaba. 

Así que abusados si van a los conciertos que Iron Maiden tiene programados en el Palacio de los Deportes, porque ahora el peligro no estará en el moshpit, sino en las guitarras que la banda pueda aventar, jiar jiar jiar. Están avisados.