Brendan Ryan fue el afortunado en encontrar -curiosamente y de la manera más extraña- un manuscrito del compositor clásico alemán Ludwig van Beethoven

. Fue en una pequeña casa en Greenwich, Connecticut, donde una mujer puso a la venta diversos artículos de su hogar, el curioso de Ryan inmediatamente le llamó la atención el manuscrito, que al percatarse que se encontraba en alemán, que era referente a la obra ‘King Stephen’ y por algunas marcas y símbolos que anteriormente ya había visto, sabía que se trataba de algo mucho más importante que una simple hoja. La autenticidad fue corroborada por Carmelo Comberiati, quien aparte de haber sido profesor de Ryan, ha estudiado por años diversos manuscritos de Beethoven.

La partitura cuenta con tres agujeros en la parte posterior; por lo tanto, se supo que pertenece a una de sus libretas donde el compositor plasmaba su lluvia de ideas. Se determinó que se trata de una libreta de 1810 y a pesar de que no está claro qué sucedió con esta, se ha corroborado que a lo largo del tiempo se han vendido por partes en diversos lugares del mundo y otras más han sido encontradas quemadas. Ryan menciona que encontrar una hoja completa es totalmente raro.

Por el momento se ha confirmado que el manuscrito fue vendido a un anticuario alemán por 67,000 libras, lo que equivale a un aproximado de 100,000 dólares.

‘King Stephen’ es considerada una de las obras ‘menores’ de Beethoven, y en la actualidad es común que las sinfónicas sólo interpreten su obertura. La obra fue publicada en 1811 y fue encargada al compositor alemán para inaugurar un gran teatro en Budapest, que el emperador Francisco I mandó hacer para enaltecer el nacionalismo de Hungría. La obra habla del emperador Esteban I, fundador del reino de Hungria en el año 1000.