Música

Música nueva: Helvetia, la banda que nació de Duster

Parece que los domingos traen consigo un áurea que nos alienta a buscar y compartir música nueva, tómenlo como un pequeño hobbie para ‘dominguera’ que nos llena totalmente al saber que al menos le gustó a uno de ustedes.

Parece que los domingos traen consigo un áurea que nos alienta a buscar y compartir música nueva, tómenlo como un pequeño hobbie para ‘dominguera’ que nos llena totalmente al saber que al menos le gustó a uno de ustedes. Trataremos de indagar en diferentes géneros para así aumentar el abanico de posibilidades, aunque también invitamos a nuestros lectores que nos recomienden música en la zona de comentarios, no sean egoístas.

 

giphy548


 

Esta ocasión agradezco el ocio de mi amigo Dylan, quien tiene la buena costumbre de mandarme aquellos álbumes que le van llegando a sus oídos por sorpresa porque seguro no tiene otra cosa que hacer.

Helvetia

 

Helvetia

 

Helvetia nace después de la disolución de Duster, una banda de slowcore que anduvo sonando mucho a finales de los 90 y a principios del segundo milenio. Fue entonces que sus ex-integrantes Jason Albertini y Canaán Dove decidieron continuar con su inquietud de expresarse a través de la música, reuniéndose así con Jim Roth, Scott Plouf, Zeke Howard y Samantha Stidham, logrando así una banda mucho más estable de nombre Helvetia.

Con sede en Seattle, Washington, la banda debutó en el 2006 con su primer álbum de estudio llamado The Clever North Wind, pero no fue hasta su tercer álbum de estudio The Acrobats, con el cual lograron llamar la atención tanto de varios medios, como de oídos. Desde sus inicios se nota la fuerte influencia de las guitarras reverberadas y lentas de Duster, pero a lo largo de sus 7 álbumes de estudio, han ido puliendo cada vez más su sonido, logrando una personalidad totalmente agradable para los oídos.

Su sonido es una mezcla de rock experimental, con tintes psicodélicos, folk, y enmarcado bajo una esencia meramente lo-fi que transforma sus canciones en temas mucho más ácidos y extrovertidos. La experimentación es una parte fundamental en su sonido, de pronto podemos estar infestados de baterías arrítmicas y frenéticas que de pronto se alienan a la perfección con los demás instrumentos logrando un orden que da señal a que aparezcan las voces sin temor alguno.

Su música cae perfecto para días como estos, en donde el clima no te incita a salir a caminar, donde tu sillón te coquetea al igual que tus cojines, y en donde lo único que tienes que hacer para pasar un día excelente es asegurar comida, algo de tomar, dar play y tirarse a escuchar a Helvetia.

Redes de Helvetia:

Facebook
Sitio Oficial

 

 

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)