“Hurt”: La canción de Nine Inch Nails que Johnny Cash hizo suya

Pídele a alguien que nombre una canción que siempre tenga el poder de hacerlo llorar, y lo más probable es que responda de inmediato “Hurt”. Sabemos que la versión original de Nine Inch Nails es muy intensa y excelente, sin embargo lo que logró Johnny Cash con su cover le dio un significado totalmente diferente a lo que Trent Reznor quería transmitir en el disco The Downward Spiral  de 1994.

En un principio, Reznor admitió que inicialmente se sentía halagado pero a la vez preocupado por la idea de que fuese una versión “comercial”, sin embargo aunque al escuchar la canción por primera vez, reconoció que estaba muy emocionado. Johnny Cash se encontraba en un momento en el que pretendía revivir su carrera, así que de la mano del gran productor Rick Rubin, comenzó a grabar una serie de discos donde covereaba a bandas importantes como The Beatles, Depeche Mode, Metallica y más.

Para el cuarto volumen de estos álbumes, Rubin le recomendó a Cash que grabara “Hurt” y así lo hizo. Tan solo una guitarra acústica junto a un piano acompañaron la desgastada y melancólica voz de Johnny, quien a lo largo de todos esos años había luchado contra sus propios demonios. El resultado fue una canción en el que la leyenda del country hacia una extraña confesión sobre su vida.

En aquel momento los videos estaban en pleno apogeo, así que cuando supo que estaba grabando esta rola el director Mark Romanek le pidió desesperadamente a Rubin que lo dejara grabar un videoclip con Johnny pues se había enamorado de la interpretación, tanto así que incluso se ofreció a grabar el vídeo gratis. Después de muchas negociaciones, la disquera aceptó aunque ahora se enfrentaba a otro obstáculo, el tiempo.

Foto: Getty

Durante esos años, el cantante tenía 71 años y no estaba dispuesto a quedarse en el frío clima de Tennessee así que la idea original se descartó. De inmediato, Romanek se subió a un avión hasta Tennessee y comenzó a buscar locaciones hasta llegar al lugar perfecto, la casa de Cash que por entonces era un museo. Ahí dentro, donde Johny vivió una buena parte de su vida aunque no era el hogar que él creía recordar. 

Debido a un montón de situaciones, había estado cerrada durante mucho tiempo. De acuerdo con el director: “El lugar estaba en total estado de abandono. Fue entonces cuando se me ocurrió la idea de que tal vez podríamos ser extremadamente sinceros sobre el estado de salud de Johnny –tan sinceros como Johnny siempre ha sido en sus canciones–”. Con el cartel de cerrado del museo y en medio de discos de platino agrietados, un banquete de caviar y langosta solitario, los clips de los primeros años de su carrera y como broche de oro, su esposa June, el video se terminó de filmar. 

Esa idea que surgió al ver la decadencia del museo de Cash terminaría convirtiéndose en un desgarrador video musical que hablaba de la fragilidad de la vida, la falta de gracia de la muerte, la fugacidad del tiempo y la caída de un género, una época y una actitud. El impacto fue tanto que el mismo Rick Rubin confesó que lloró la primera vez que lo vio e incluso felicitó al director por lograr tal nivel de emotividad en tan solo cuatro minutos. 

Lamentablemente para Johnny, lo peor estaba por venir. Algunas semanas después del rodaje del video June Carter, su esposa, mejor amiga y compañera murió, haciendo que la tristeza así como los síntomas de la diabetes lo atacaran de inmediato. Cuatro meses más tarde, el gran Johnny Cash partía de este mundo, aunque nos dejaba un enorme legado musical a través de casi 50 años de carrera, que sin problemas se podrían resumir con el cover y el video de “Hurt”.

Trent Reznor tuvo que aceptar que, a pesar de que había compuesto “Hurt”, Johnny Cash con su versión se la había arrebatado. En una entrevista que la mente maestra de Nine Inch Nails dio años después de la muerte del cantante de country dijo que aquella rola ya no era suya y que sentía como si el legendario músico le hubiera quitado a una novia porque esa rola ya no era suya. 

Al final, Johnny Cash tomó aquella canción de una gran banda y la hizo suya. Transformó el significado de la letra que originalmente hablaba sobre las adicciones y la convirtió en un mantra de vida personal, en una canción que gracias al video le dio sentido a su leyenda, mostrando todo lo que tuvo que pasar para convertirse en el hombre de negro. No importa cuantas veces cayó y se levantó, estamos seguros que Johhny Cash siempre se mantuvo fiel a quien era y con esta rola lo demostró.