¿Qué más podemos decir del gran Iggy Pop? El padrino del punk ha estado presente en nuestras vidas a lo largo de casi 50 años de carrera. Ya sea con The Stooges o en solitario, la realidad es que sin él no podríamos entender un capítulo enorme de la música. Iggy Pop ha hecho de todo, desde irse a Berlín con David Bowie y Brian Eno, hasta colaborar con Josh Homme de Queens of the Stone Age… A sus 72 años sigue tocando por todas partes del mundo con ese estilo tan desenfadado (y sin playera) que lo caracteriza, pero lo más importante es que sigue buscando nuevos sonidos, reinventándose cada vez que se encuentra en el estudio de grabación.

Free, su álbum número 18 como solista, es la prueba perfecta de esta etapa en la vida musical de Iggy Pop. Para este disco dejó de lado las rolas ponchadas por las que todo el mundo lo conoce para clavarse más en el jazz, el soul y hasta rozando en el bossa nova al cantar letras completamente introspectivas y bien pensadas. El músico hace un viaje al pasado y recuerda lo que hizo su amigo Bowie en discos como The Next Day, y sobre todo, Blackstar, los últimos trabajos discográficos del Thin White Duke. 

Iggy Pop y David Bowie tocando juntos en San Francisco, California/ Foto: Getty Images

Todo inicia con “Free”, la canción que le da título a este álbum entre una sección de vientos y un sonido de ambiente casi celestial, podemos escuchar a Iggy Pop cantar en loop una sola frase: “I wanna be free”. Con este grito desesperado, el músico nos da la bienvenida a uno de los viajes más interesantes de toda su enorme carrera.

Es en la segunda canción del disco, “Love Missing”, donde aparecen vagos recuerdos del Iggy que todos hemos escuchado: un bajo distorsionado, riffs llenos de reverb y su incomparable voz narrándonos la historia de un amor ausente. Para el final del tema, un pequeño caos mezclando la batería y hasta trompetas, hacen de éste uno de los temas que te volarán la cabeza.

Después aparece “Sonalia”, uno de los tracks más complejos de Free con un sonido estresante lleno de beats acompasados y sintetizadores caóticos. Aquí nos habla sobre la insatisfacción en esta existencia, mostrándose filosófico y reflexivo (algo impactante considerando el largo historial musical de Iggy Pop). ¿Quién podría pensar que un músico de su talla no estaría completamente a gusto con la vida que lleva?

Más tarde encontramos la canción más divertida y sexy del álbum, James Bond”. En ella juega un poco con la estética sonora de las películas del 007, es decir, un bajo aterciopelado acompaña la voz todo el tiempo, dándole una vibra oscura y densa pero completamente satisfactoria y hasta cierto punto elegante.

“Dirty Sanchez” llega justo en el momento indicado, justo a la mitad del disco, donde fusiona perfectamente el sonido jazz y hasta folk. Una canción llena de elementos bastante interesantes pero que, para ser sinceros, no terminan por definirse. Para las siguientes dos rolas, “Glow In The Dark” y “Page”, el músico baja por completo la intensidad del álbum al darnos un pequeño respiro de todas las emociones que se sienten en los primeros temas del disco.

En “We Are The People”, Iggy Pop lanza un manifiesto sobre la unidad del mundo, justo en estos momentos en los que aparentemente se puede sentir una enorme división de todo tipo. El discurso es fuerte, haciendo hincapié en que más allá de la nacionalidad, sexo, raza y religión, todos somos ciudadanos de este planeta.

Ya para terminar este denso viaje, el músico nos presenta “Do Not Go Gentle Into That Good Night”, en donde habla sobra la vejez y el anhelo por lo eterno. “The Dawn” cierra con broche de oro un álbum lleno de canciones que funcionan perfectamente entre sí a pesar de que llegan a sentirse muy pesadas a primera escucha.

Pueden pasar los años e Iggy Pop nos seguirá sorprendiendo, ya sea tocando las rolas más punk de su repertorio o aventándose a tocar cosas más trabajadas. Se agradece tener a una leyenda como él buscando nuevos horizontes. Quizá no sea el mejor disco de su carrera, pero sí en el que nos muestra que los años no han pasado en vano y de ser el rockero que hace crowdsurfing sin playera, ahora es una persona sabia, pero sobre todo, libre de quien fue. 

Foto: Iggy Pop

Tracklist

01. “Free”
02. “Loves Missing”
03. Sonali
04. James Bond
05. Dirty Sanchez
06. Glow In The Dark
07. Page
08. We Are The People
09. Do Not Go Gentle Into That Good Night
10. The Dawn