Han pasado ya casi 20 años desde que se lanzó Chaco, el tercer disco de Illya Kuryaki, que fue el que los trajo a México con toda la fuerza. Chaco es probablemente uno de los discos más emblemáticos de la escena musical latinoamericana y uno de los más representativos del dúo argentino. Después de discos como Versus, Leche y Kuryakistán

, tuvieron que pasar 11 años para que Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur se reunieran e hicieran otro disco, Chances (2012). Actualmente, la banda promociona Aplaudan en la Luna, su último material el cual fue grabado en vivo en DVD en el Luna Park de Buenos Aires.

Han pasado ya dos años desde que la banda lanzó su último disco de estudio, por lo que es natural preguntarles para cuándo podremos escuchar algo nuevo. Emmanuel nos comenta que apenas el próximo año comenzarán a trabajar en él. Emmanuel nos cuenta: “Nosotros en estos viajes, en las camionetas, en los aviones, en los aeropuertos hablamos mucho sobre música, hablamos de lo que será el próximo disco así que hay algo de tiempo ganado, un poco adelantado el proceso teórico de por dónde vamos a ir con el próximo disco”.

Por otro lado, Illya Kuryaki no es una banda que se deje llevar por las tendencias, sino que hacen lo que les parece cuando creen que es correcto. Ante esto fue que decidieron hacer sus carreras como solistas y tomarse el tiempo necesario para regresar como banda. Asimismo, ante la moda de las colaboraciones, IKV no se deja influir: sus colaboraciones son contadas, precisas y obedecen a un fin.

Obviamente que, por ejemplo, en el tropicalismo, esta corriente brasilera de mediados de los 60 a 70 todo el tiempo se estaban mezclando los artistas y creo que está bueno cuando eso pasa porque enriquece la música. Para nosotros siempre tiene que haber un fin artístico, no es sólo una alianza comercial, entonces por eso se dio “Madafaka” (con Molotov) porque era una canción que sentíamos que podíamos hacerla así, bien grupal y cada uno poder expresarse con lo que sentíamos que era da madafaka.

Hay mucha gente con la que nos gustaría hacer algo y por ejemplo, las cantantes mexicanas con las que hemos hecho cosas como con Julieta Venegas o Natalia Lafourcade, nos gustaría trabajar con ellas en estudio. A nosotros nos encanta mezclarnos con el sexo femenino también para una canción.

La música de Illya Kuryaki ha evolucionado gradualmente, pero la esencia de la banda sigue ahí: el groove, la irreverencia, la sensualidad, la dureza… ¿Cuál es el secreto de esta dupla explosiva para –como dice el propio Dante– “tener a la gente prendida fuego” cada vez que lanzan una canción o se suben a un escenario?

Es un poco lo que dices. Cuando ya llegamos a un terreno seguro –a una canción que nos sonó bien, que nos hizo bien y nos sirvió– nos gusta doblar e ir por otro camino y eso es algo que hemos hecho siempre, desde que somos bien chavitos. Ahora hemos hecho este disco Chances y un poco mezclamos todas esas influencias, los diferentes caminos y también intentamos sumarle algo nuevo. Creo que siempre hemos hecho uso de las distintas influencias, la música no la sentimos como algo de las épocas sino que jugamos con los estilos. Se conjuga algo que termina siendo original. Nos sale naturalmente de esa manera.

IKV y México han tenido un vínculo sólido, tal vez no tan cercano en apariencia, pero sí uno que ha prevalecido. Ya sea como grupo o en sus carreras como solistas, tanto Emmanuel como Dante se han sentido bien recibidos aquí y es un país con el que de una manera u otra mantienen contacto a nivel tanto musical como social: “Lo que tiene México también es que al ser un país tan grande y con tantas regiones hay muchas bandas y hay muchos diferentes sonidos y siempre están surgiendo cosas. Siempre hay cosas buenas sonando y nuevas”.

Desde que somos chicos, desde que empezamos a venir y que hemos visto a diferentes gobiernos y diferentes épocas del país y diferentes épocas de la música y las hemos disfrutado y también las hemos padecido como si fuéramos mexicanos por adopción. De hecho éste es un momento álgido con las cosas que pasan, con las vivencias y no solamente la de estos 43 estudiantes que han desaparecido, sino la violencia que nos llega por la información de lo que tiene que ver con ustedes, con la guerrilla, el narcotráfico lo que sea y que en definitiva hace que los pueblos no puedan vivir de manera tranquila, que es lo que pasa en muchos países de Latinoamérica. Y por otro lado, México es un país tan rico culturalmente, con una raíz tan fuerte que muchas veces se sobrepone a esas tragedias. Nos gusta mucho este lugar y nos sentimos parte de la idiosincracia, de esa mezcla. Hemos asimilado mucho de esa influencia en nuestra música, inclusive antes de venir a México ya usábamos palabras que tenían que ver con México. Así que somos gente que no es que solo venimos cada tiempo y tocamos y nos vamos, sino que siempre estamos un poco en contacto con cómo vive México las distintas épocas.

Afortunadamente, “pronto” tendremos más de IKV, con el 2015 pisándonos los talones y antes de que nos demos cuenta, ya tendremos un nuevo disco de la banda. Illya Kuryaki regresó con la misma fuerza que tenían antes de la pausa que tomaron como banda durante 11 años, y aunque ellos digan que “The funk is back…”, aparentemente nunca se fue:

@conejoazulorama