Música

Interpol pinta sus luces en el Vive Latino

Reseña y Fotos: INTERPOL Viernes, 13 de marzo Vive Latino México, DF EL CONCIERTO Después de las fechas en Guadalajara y Monterrey con The Vaccines, Interpol cerró su gira por México al ser uno de los actos estelares del primer día del Vive Latino.

Reseña y Fotos: INTERPOL

Viernes, 13 de marzo
Vive Latino
México, DF

EL CONCIERTO


Después de las fechas en Guadalajara y Monterrey con The Vaccines, Interpol cerró su gira por México al ser uno de los actos estelares del primer día del Vive Latino. La banda neoyorquina sigue de gira tras el lanzamiento de El Pintor, su quinto álbum de estudio (¿en serio, su quinto ya?). De izquierda a derecha en el escenario: Daniel Kessler en la guitarra; Sam Fogarino en la batería; Paul Banks en vocales y guitarra; Brandon Curtis en los teclados; Brad Truax en el bajo. La banda, por supuesto, vestía tan elegante como siempre, especialmente el señor Kessler con su traje Armani (desde lejos parecía Armani).

SETLIST

1. Say Hello to the Angels
2. Anywhere
3. My Blue Supreme
4. Evil
5. Leif Erikson
6. My Desire
7. Rest My Chemistry
8. Everything Is Wrong
9. The New
10. Lights
11. Breaker 1
12. Pioneer to the Falls
13. NYC
14. Slow Hands
15. PDA
16. All the Rage Back Home

OPINIÓN

Interpol nos dio el concierto que todos esperábamos de ellos, lo cual debe ser tomado como un cumplido cuando se trata de esta banda en particular. A veces me topo con el comentario de que reseñar un concierto suyo es como reseñar un disco, ya que tienen fama de apegarse demasiado al material original. Si hay algo que admirar es su precisión; Interpol hace bien su chamba y no le duele a nadie de que se vean muy apuestos en el proceso. Vamos, es el tipo de grupo que pagas para VER, no tanto para bailar con su música. Es ahí donde los neoyorquinos resaltan porque su desempeño es el de una banda profesional en su mejor momento. Paul, Daniel y Sam alcanzaron el nivel de headliner mundial en relativamente poco tiempo y aquí en México siempre les han tenido mucho aprecio, especialmente por los primeros dos discos que ya tienen más de 10 años.

Y en efecto, Antics y Turn On the Bright Lights ya tienen su buen rato, por lo que es natural que la banda quiera dedicarle más espacio en el set a los otros tres discos, poniendo énfasis en el más reciente lanzamiento. Ok, El Pintor y los otros dos discos no son malos –cada uno tiene sus gemas esparcidas por aquí y por allá- pero carecen del toque brillante que caracterizaba a los primeros, una suerte similar a la de sus contemporáneos, The Strokes. Como era de esperarse, la gente se prendía al escuchar las primeras notas de temas como “Evil”, “Slow Hands” y “PDA”, mientras esperaban pacientemente a que dejaran de tocar “Rest My Chemistry” o “Pioneer to the Falls” (veo que el homónimo está en peligro de quedar en el olvido, rescatado únicamente por “Lights”).

Si quieres un showman que controle a su público con su carisma y presencia de escenario, el acto siguiente seguro nos enseñó cómo. Pero Interpol aborda sus shows desde un ángulo distinto, o sea, más enfocado en lo musical. Mientras Kessler introduce texturas con su guitarra (el tipo es prácticamente responsable de popularizar ese sonido en la década anterior), Paul Banks nos pinta una historia sombría con su voz cada vez más nasal. La fórmula les ha funcionado, aunque no mucho últimamente. Consciente del hecho, Interpol nos presenta un setlist diseñado como un emparedado. Arrancan el show con temas conocidos como “Say Hello to the Angels” y no va a a ser sino hasta el final cuando empiezan a soltar los éxitos. En medio de todo eso se encuentran los nuevos temas y las canciones más oscuronas que sirven para preparar el ambiente y ponernos en un ánimo más bien taciturno.

Interpol se encuentra en éste estado de madurez en el que ya resulta inútil esperar a que salgan con otro clásico al nivel de Turn On the Bright Lights. Si alguna vez vuelven a acercarse a tal perfección será con un proyecto alterno, fuera de los márgenes que la banda ha delineado con tal de conservar su estatus como headliner. Los integrantes parecen estar cómodos con esa idea, y les rinde más mejorar su show en vivo con el fin de capitalizar sobre sus viejos éxitos que volver a dejar una huella artística profunda. ¡Y vaya show que dan! Si uno cierra los ojos y escucha la música, se dará cuenta que hay más sustancia detrás de la cara bonita.

Vive Latino SOPITAS-75

Vive Latino SOPITAS-82

Vive Latino SOPITAS-71

Vive Latino SOPITAS-73

Vive Latino SOPITAS-72

Vive Latino SOPITAS-83

Vive Latino SOPITAS-69

Vive Latino SOPITAS-78

DURACIÓN: 1 hora y 15 minutos
FOTOS: Montserrat Castro (@MonnCastro)
RESEÑA: Shy Plenti (@ShyTurista)
CASI: Le atino…

Top Relacionadas
:)