Amamos los finales felices… Después de varios episodios bastante desagradables en los que hasta se involucró en una batalla legal con sus compañeros, el baterista de Aerosmith Joey Kramer por fin está de vuelta en la silla con la legendaria banda de rock. Por fin tuvo la oportunidad de regresar a tocar con Steven Tyler y compañía mientras continúan su residencia en Las Vegas.

Para hacer una recapitulación rápida de los hechos que hoy terminan con un buen concierto, nos tenemos que remontar a principios del 2019 cuando Kramer tuvo un accidente lastimándose el hombro y el pie. Como Aerosmith andaba de gira, lo tuvo que remplazar “momentáneamente” el baterista John Douglas. Pero lo que hizo que las cosas se pusieran calientitas entre ellos, fue cuando Kramer quiso regresar a tocar con la banda…

Este primer intento de regresar con Aerosmith fue cuando anunciaron que serían honrados en los Premios Grammy como los ganadores de la Persona del Año MusiCares 2020. Algo que en teoría debió ser una ocasión de celebración para los rockeros veteranos, pero en su lugar, llevó al baterista Kramer a demandar a sus compañeros… ¿Por qué? Básicamente porque le pidieron que audicionara para ver si tenía el nivel necesario otra vez, algo que lo molestó mucho. Pero la historia no se queda ahí, tragándose toda su bilis y su orgullo, Kramer fue a audicionar para que al final lo cepillaran diciéndole que no estaba en buen nivel para regresar.

Después de presentar la demanda, la cual perdió por decisión unánime, Kramer hizo varios intentos por regresar a los ensayos de Aerosmith sin tener éxito. De hecho la banda hasta contrató a elementos de seguridad para prohibirle la entrada a Kramer a su estudio de Los Ángeles. Sin poder practicar y con la demanda perdida, Aerosmith terminó aventándose el concierto del los Grammys sin su baterista original (aunque sí fue invitado a la premiación por sus compañeros). Aquí pueden ver el video que comprueba los hechos:

Ahora, parece que ya todo está bien en el campamento de Aerosmith. Kramer se rifó de regreso detrás del kit cuando el acto del Salón de la Fama del Rock & Roll tocó el último concierto de su residencia en el Park Theatre en el Park MGM de Las Vegas. Cuando una telón grande se alzó para revelar a la banda, el cantante Steven Tyler anunció: “En la batería, Sr. Joey Kramer”, mientras el bataco se dirigía al kit para tocar la rola de apertura, “Let the Music Do the Talking”. En los videos grabados por los fans se puede ver como toda esta batalla ha llegado a su fin.