Justin Bieber Música

Las veces en las que Justin Bieber demostró ser más patán que tu ex

Desde que Justin Bieber comenzó con su ascenso a la fama en 2009, su carita se convirtió en un imán de odio que fue aumentando con el paso de los años, hasta que de verdad comenzó a merecer parte de los malos comentarios por parte de la gente (después de todo él no tenía la culpa de hacer "música" ¿verdad?).

Desde que Justin Bieber comenzó con su ascenso a la fama en 2009, su carita se convirtió en un imán de odio que fue aumentando con el paso de los años, hasta que de verdad comenzó a merecer parte de los malos comentarios por parte de la gente (después de todo él no tenía la culpa de hacer “música” ¿verdad?). Un joven canadiense con tatuajes, abdominales marcadas y otra actitud completamente diferente, nos saturaron de sendos berrinches públicos y siguen en aumento.

Aquel niño de mami que subía videos cantando en Youtube y un look muy infantil, creció para convertirse en un perfecto patán. Sin embargo, a pesar de todas sus fechorías, sigue siendo adorado por sus fans ( las “Believers“). Esta semana Justin estará en nuestro país, como parte del Purpose Tour, que comenzó en Monterrey y la siguiente parada es el Foro Sol (tres veces). Es por eso que antes de que el día llegue, queremos recordarte 5 veces en las que Justin Bieber resultó ser peor que tu exnovio el más nefasto.

Le pidió a sus fans que dejaran de gritarle

Se supone que cuando vamos a un concierto, el artista que está en el escenario deleitándonos con su música tiene que regodearse un poco entre tantos gritos, ovaciones, y cumplidos que suelta su audiencia, ¿no? Pues después de tantos años en los escenarios de todo el mundo, Bieber creyó que ya estaba bueno que sus chicas se la pasaran gritando sin parar. Quería terminar una oración sin tener que escuchar algún chillido de por medio. Así que les pidió que “demostraran su cariño de una manera diferente”.


 

 

No respetó las ruinas antiguas

A principios de 2016 Bieber andaba de vacaciones por las hermosas playas de nuestro país y pasó a darse una vuelta a las ruinas de Tulum. Fue ahí donde en compañía de todos sus malhechores, decidió que era buena idea escalar una estructura maya antigua, porque le pegaba la gana. De inmediato fue desalojado por las autoridades correspondientes del lugar, aplicando un #LordBieber del que todos se enteraron.

 

 

 Se echó sus gargajos… en la cara de las fans

Corría el no tan lejano año de 2013, cuando Justin y sus amigos se encontraban en un balcón de un hotel en Toronto, cuando una turba emocionada de pubertas sus seguidoras comenzó a gritarle todo tipo de guarradas, esperando una pequeña muestra de amor del cantante. Ésta llegó en forma de escupitajo estilo viejo teporocho, que fue a parar directo al ojo de una jovencita que estaba ahí parada. Probablemente después tuvo que usar un parche de pirata durante un buen rato, pero el amor por su ídolo siguió presente (¿quién las entiende?).

 

 

Quería que Ana Frank fuera una “Believer”

Si alguna vez han leído la historia de Ana Frank (o ya de perdida vieron la película), tendrán muy presente el hecho de que no es un tema con el que se pueda jugar fácilmente, en especial tratándose de la Segunda Guerra Mundial. Cuando se encontraba de visita por Holanda, Bieber visitó la antigua casa de Ana Frank, y pensó que estaría padre escribir en el libro de visitas lo siguiente:

Verdaderamente inspirador poder venir aquí. Ana era una gran chica. Ojalá hubiera sido una belieber”

¿Neta Justin? ¿NEEEEEETA?

 

 

¿Apoco a él también lo perdonarían por WhatsApp?

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)