Cuando eres una de las celebridades pop más importantes de los últimos años como Justin Bieber, tarde o temprano terminas por acostumbrarte a tener miles de fans dispuestas a morir con tal de que les regales un poquito de tu amor o al menos les prestes atención. Claro que a Bieber esto dejó de importarle desde hace mucho, pues ha cambiado tanto que evolucionó a una de las divas más temibles de la música con toda clase de pretextos para desquitarse con sus fans y cancelar sus shows, o simplemente escupirles por el puro gusto.

Supuestamente el cantante canadiense quiere reivindicarse y seguir los pasos de Jesucristo, por lo que canceló el resto de su tour Purpose y se le ha visto en varias iglesias cristianas. Incluso se tomó la molestia de quedarse con el paparazzi al que atropelló “accidentalmente” y pedirle a los demás que por favor se comportaran (ahora resulta).

Pero inspirado en la reciente hazaña del Chicharito ligando en Instagram, Justin Bieber quiso aplicarlo de una forma más aterradora y mandó un mensaje a la cuenta del gimnasio Fitness On Broughton en Georgia, Estados Unidos, preguntando por la chica de su última publicación. Obviamente las personas a cargo de las redes sociales corrieron con el chisme antes de pasar el dato, y es así como la señorita Jessica Gober prefirió burlarse de “Biebs” por Twitter con unas capturas para presumir que sí se trataba del perfil oficial.

Lo que no se esperaba Bieber es que la chica ya “tiene todo lo que necesita” con su novio (según), y hasta publicó un par de fotos que desataron el enojo de todas las beliebers hartas porque se burlen de su ídolo, dedicándole un par de comentarios ardidos a la pobre Jessica.

 

 

 

Esta no es la primera vez que Bieber aplica esta técnica en Instagram, pues hace dos años publicó la foto de una chica preguntando si alguien la conocía, hasta que finalmente pudo tener una cita con ella sin pasar a más. Así que ahora saben como NO deben ligar a través de Instagram, gracias a su fiel amigo Justin Bieber…