Reseña y Fotos: OFF!

Jueves, 17 de julio
Foro Indie Rocks
México, DF

EL CONCIERTO

OFF! se presentó anoche en la Ciudad de México por primera vez en su trayectoria, parte de su gira por su más reciente álbum, Wasted Years. El concierto tuvo lugar dentro del marco del octavo aniversario de la revista Indie Rocks. De izquierda a derecha en el escenario: Dimitri Coats en la guitarra, Keith Morris en los vocales, Mario Rubalcaba en la batería, Steven Shane McDonald en el bajo. Nada de humo, ni telones de fondo, ni visuales pachecos. Es punk de la vieja escuela, así que no necesitan tales tonterías. Es PROBABLE que esto fue lo que tocaron, ya que al parecer no se molestan en cambiar el setlist de un show a otro.

SETLIST

1. Void You Out
2. Black Thoughts
3. Borrow and Bomb
4. Hypnotized
5. Now I’m Pissed
6. No Easy Escape
7. Poison City
8. King Kong Brigade
9. Rat Trap
10. Red White and Black
11. I Got News for You
12. Legion of Evil
13. Blast
14. Crawl
15. Darkness
16. Wrong
17. Over Our Heads
18. Jeffrey Lee Pierce
19. Wiped Out
20. Panic Attack

ENCORE:

21. I Don’t Belong
22. Upside Down

OPINIÓN

Esta reseña es presentada en formato HARDCORE.

La banda empezó a tocar a la hora asignada de 10:30 pm. Eso de la puntualidad no es muy punk que digamos, pero se agradece.

Desde la primera nota se armó el slam. Acto seguido: muerte y destrucción.

Primera canción en el set fue “Void You Out”. Su tiempo de duración fue menos de lo que me tomó escribir este enunciado.

Piso mojado en el mosh pit por la lluvia de afuera. Resbalones al por mayor.

Keith llevaba una camisa de Negative Approach. Dimitri de Mastodon. Steven de Burger Records. Mario de THIN LIZZY(!)

Es curioso cómo es que las bandas punk son de la pocas que visten camisas de otras bandas.

Keith Morris tiene la cara de alguien que ha visto todo, pero a sus 58 años todavía lo ves brincar y correr por todos lados como demente psicópata.

Steven McDonald es una verga en el bajo y hace caras cagadas al público.

No todas las canciones son de tempo ráfaga. En algunas el bajo toma prominencia y se vuelven pesadas como de banda sludge, pero al poco tiempo hay un cambio de ritmo que nos regresa a la esencia rompemadres del hardcore.

Como suele ser el caso, toda la gente pulgosa en los empujones, golpes y codazos. “¡Bien pinche caro!” grita uno. Hipsters y putrifresas se resguardan en la parte de atrás.

A los 20 minutos llegamos a la mitad del show y probablemente ya tocaron más rolas que TOOL en hora y media.

Eso sí, mientras Dimitri afina su guitarra, a Keith le gusta dirigirse al público. “Apoyen a sus bandas locales”, dice y manda un saludo al acto telonero, Última Víctima.

No podía faltar el crowd surf de parte de alguien de la banda y Dimitri hizo los honores. La gente de inmediato lo devolvió al escenario. Nadie quería oler a mugre en la mañana.

Un par de mugrosos le muestran el dedo de en medio a Keith, pero el cantante no les sigue el juego. Ni que fuera Silverio para que le estén mentando la madre. Es KEITH MORRIS.

Por las peticiones de la gente, Keith aclara entre canciones a su estimable público que no son Black Flag ni Circle Jerks.

En la última canción del set, recibí un puñetazo en el ojo. No es buena idea llevar lentes de contacto a este tipo de shows. No se preocupen, fui al baño, me ajusté el lente, regresé al encore.

Los de OFF! tocaron un par de rolas más, pero se acabó antes de que la gente supiera que había un encore.

40 minutos. Hay una relación inversa entre el número de canciones y el tiempo transcurrido. Entre más rolas y menos minutos, más HARDCORE.

¿Fotos? Si. Hay fotos.

2-OFF-2

2-OFF-4

2-OFF-6

2-OFF-7

2-OFF-8

2-OFF-10

2-OFF-11

DURACIÓN: 40 minutos
FOTOS: Diego Figueroa (@halofive)
RESEÑA: SHY! (@ShyTurista)
CUANDO EL CANTANTE ES MÁS VIEJO QUE TU: Puedes meterte al slam, sin pena.