La existencia no debe ser sencilla para Iggy Azalea en estos momentos.

Después del éxito que tuvo su álbum The New Classic, a la australiana le ha ido como en feria y es que se le ha acusado de ser una mala rapera, apropiarse de la cultura afroamericana, de ser una terrible persona y bueno, una gran cantidad de cosas.

Para añadirle más sal a la herida, ahora salió a la luz gracias a la cuenta de Twitter de la propia Iggy que su nuevo track es tan malo que posiblemente su nuevo álbum simplemente no salga a la venta.

Iggy lanzó Azillion hace dos semanas, sin embargo, la respuesta al track ha sido tan mala que su disquera, Virgin/EMI, decidió no darle los fondos para realizar el video de la canción.

A continuación, los tweets en los que Iggy explica la situación:

Aparentemente si todo falla, ella irá a Los Angeles a aterrorizar a sus habitantes poniéndoles su nuevo álbum.

Parece ser que no escucharemos mucho más de Iggy Azalea pronto… aunque, quién sabe, yerba mala nunca muere.

Via The Independent