El buen Lenny Kravitz es recordado últimamente por un pequeño accidente que tuvo con un pantalón de cuero, pero vamos, a cualquier le pudo haber pasado, ¿ok? Pero para refrescarles la memoria, él es uno de los rockeros que tienen fama de tener a sus fans muy cerca, sorprendiéndolos cada que puede, pero ahora un pequeño fan pudo conocerlo y créanos que su reacción es una de las mejores que hemos visto en años. 

Resulta que hay un  niño que es muy fan de Kravitz. Su nombre es Justin Wilson y apenas a los 18 meses de nacer empezó a tocar la batería con gran talento, tanto así que lo empezaron a llamar ‘Baby boy drummer’. Pasaron los años y poco a poco se hizo conocido su caso, fue tan sonado que, con tan solo cuatro años de edad el pequeño Justin visitó el programa de Ellen DeGeneres para mostrar el enorme talento que tiene en la bataca y para hacerlo tocó “Fly Away” de Lenny como un verdadero master.

Si no nos creen, chéquenlo ustedes mismos: 

Aunque usted no lo crea, el mismísimo Lenny Kravitz vio estoy en la televisión y quedó impresionado con el talento de Justin. Tanto fue su sorpresa que, siete meses después de que salió este episodio, Kravitz quiso conocer al niño, así que le pidió a Ellen que lo invitara de nuevo a su programa para que pudiera estar con él, y así fue.

Ahora, ya con mucha más experiencia y con cinco años encima (jiar jiar), Justin regresó para tocar de nuevo la batería frente a todo el público pero esta vez fue mucho más especial. Mientras estaba dándole duro a la bataca, interpretando “Are You Gonna Go My Way”, Lenny Kravitz se apareció para sorprenderlo por completo. Cuando lo vio, el pequeño niño no pudo hacer nada mas que quedarse atónito y como pudo empezó a gritar como si él y el músico fueran grandes amigos: “Lenny, es bueno verte”

El rockero de inmediato lo cargó y se abrazaron, en uno de los momentos más tiernos que le hemos visto al músico. Tras este emotivo momento, Kravitz aprovechó para decirle a Justin que era su fan y le agradeció a Ellen por lograr que se conocieran. No cabe duda de que eres un crack, Lenny.