Por fin llegó el esperado segundo disco de Liam Gallagher como solista acompañado de una fuertísima campaña de marketing en la que vimos al más pequeño de los hermanos hasta en la sopa… que si su colaboración con Adidas, que si su MTV Unplugged (acá les decimos qué canciones tocó), que si la boda con su novia Debbie Gwyther –con todo y el chisme de si Noel estaba invitado o no–, hasta unos videillos bien jocosos se echó con Alexa (Amazon).

liam-mtv-unplugged-gallagher-3

Foto: Jake Green

Y se hizo la luz. Why Me? Why Not? salió a la luz dos años después de As You Were, su primera producción com solista. En esta ocasión, repitió a Greg Kurstin (Adele, SIA, Lilly Allen) y Andrew Wyatt (Lady Gaga, Bruno Mars, Lorde) como productores, puesto que ya había trabajado con ellos anteriormente, y dicho y hecho… se encargaron de darle un toque de frescura a Gallagher que buena falta le hacía, pero… ¿es lo que todos estábamos esperando? ¿a un Liam Gallagher contemporáneo con sonido muy clásico y popero? Veamos…

Partamos con “Shockwave“, canción que ya habíamos conocido pues fue uno de los sencillos que el cantante lanzó para promocionar el disco. Acá Liam la hizo de compositor –en conjunto con Greg y Andrew– y llama la atención ese intro de guitarra muy a la Oasis, casi cual “I Hope, I Think, I Know“, o el Dig Out Your Soul en su totalidad. Probablemente, una de las más rockeras del disco, casi imposible no compararla con su extinto grupo.

Luego llega “One Of Us“, esta también ya la conocíamos. Acá como dato curioso, fue su mismo hijo Gene Gallagher quien toca los bongos en esta canción, que en palabras del mismo Liam “es una canción que habla de la familia“. Entonces, ¿será una referencia a Noel cuando dice “you said we’d live forever“? Porque ahí hay un claro guiño a una de las mejores canciones de Oasis, “Live Forever”. Mucho gospel y muchas cuerdas, como de la vieja escuela del exgrupo de Manchester.

Once” fue el tercer sencillo, y por ahí salieron muchas comparaciones de que Liam estaba emulando al sonido de John Lennon en la primera parte de esta conmovedora balada que habla acerca del arrepentimiento y de aprovechar al máximo tu vida… ahora sí que se nos puso muy ‘Carpe Diem’. Parece que es una de sus favoritas porque hizo bastantes menciones de ella en Twitter.

Prepárense para una dosis de pop meloso. En “Now That I’ve Find You“… híjole Liam, si no le dedicaste o te inspiraste en Debbie Gwyther para esta canción, no sé cómo le hiciste. Acá sí desbordó miel, y con un sonido que bien pudo haber salido en el OST de una chic-flick del 2000 le dice a alguien que siempre estará ahí para cuando lo necesite, básicamente. El coro está muy fresa, de lo más popero que le hemos escuchado a Liam. Ojo, esta canción viene en el MTV Unplugged.

Luego llega “Halo” con un duro piano que una vez más, nos recuerda en algunos momentos a The Beatles (hasta acaba en fade out la canción… como si estuviéramos en 1975). Un solo de guitarra con una base bastante movidita que resalta durante toda la canción… hasta se nos puso a chiflar en la canción cual Alex Lora.

“Why Me? Why Not.”, es la canción que le da título al disco y probablemente una de las mejores de esta producción. Muchas cuerdas y mucha orquesta que nos dio destellos del tan famoso arreglo de “Whatever” de Oasis –sí, va a ser imposible escuchar a Liam y no compararlo con su exbanda– y que de hecho al final se unieron metales para terminar con el climax de la rola. Esta canción vale mucho la pena.

Si de por sí, en este disco pareciera que Liam se quiso abrir y mostrar su lado más vulnerable, en “Be Still” quedó más que evidente. Acá habla de la superación personal y de cómo uno debe afrontar los problemas aunque estés en medio de la tempestad… algo así como cuando Liam terminó del chongo con el resto de los Beady Eye y su mundo se vino para abajoooooohquelaaaaa.

En “Alright Now“, híjole… ustedes disculparán tanta comparación con The Beatles, pero es que son muy muy evidentes. Pero vaya… no sería Liam si no tuviera un toque beatlezco, ¿no? En esta canción neeeta es como si George Harrison estuviera tocando la guitarra (no me escupan, mejor escuchen el solo a partir del 1:36), bastante acertado y con buen gusto.

Apaguen la luz, pónganse audífonos, y chútense “Meadow“… buena puntada con esta balada medio psicodélica, y gran detalle el órgano de fondo. Es difícil imaginar a Liam cantando esta canción sin abrir toda la boca y raspando la garganta como suele hacerlo, pero sí cerrando los ojitos y susurrándole de cerquita al micrófono. De nueva cuenta, un solo de guitarra bastante asertivo. Acá otra vez nos remontó en algunas líneas o fraseos a Oasis, sobre todo a “Love Like a Bomb” del no muy exitoso Don’t Believe The Truth, nomás faltó el panderito y la distorsión.

Viene una conocida. “The River” también fue uno de los sencillos previos para promocionar Why Me? Why Not., esta canción… JUSTO ASÍ es el Liam que queremos escuchar (hablando en manada, ustedes disculparán), pero aquí sí hay panderito y es lo más apegado a la línea de Oasis. Esta canción, sin problemas podría formar parte de la discografía de la extinta banda. Entonces… hasta ahora, parece que las canciones que más han destacado han sido los sencillos, ¿están de acuerdo? Digo, tampoco es como que el propósito sea que Gallagher nos dé un material para acordarnos de los viejos tiempos…

La siguiente canción está interesante, porque a pesar de que también hubo mucho arreglo orquestal, hay por ahí un puente en “Gone” donde Liam deja de cantar para reclamarle algunas cosas del pasado a una mujer. Sin pena ni gloria, la verdad.

En “Invisible Sun” regresó la voz de Liam que todos conocemos, hasta nomás de escucharla pudimos verlo parado detrás del pedestal agarrando el micrófono como solo él lo puede y sabe hacer. Esta es una canción bastante potencial, y aunque el “come togetheeeer” emule una vez más al cuarteto de Liverpool, es una excelente canción por el simple hecho de que Liam saca esa voz potente que se guardó en gran parte del álbum. A partir de esta canción en adelante, solo están en la versión Deluxe.

Otra vez se nos puso muy meloso en “Misunderstood“. Pero vaya… qué gran canción. En lo personal, mi favorita del disco. Es poco probable que sea sencillo, pero esta será el diamante escondido del disco sin lugar a dudas, es como Liam de los 90 y eso vale oro molido. “There ain’t a mountain you can’t climb, there’s just the dream between the fate that we find, gotta keep a diamond in your mind“, ya ahorita me siento… pero es una canción que muy bien te podrías dedicar a ti mismo en tiempos difíciles. De hecho, a un día del estreno… YouTube ya está invadido por covers de esta canción.

Por último, pero no menos importante llega “Glimmer“. Sí suena a Liam Gallagher, pero con toques bastante contemporáneos, lo cual está perfecto, solo que igual y habría que acostumbrarnos un poco a ese tipo de arreglos. Funciona como un buen cierre del disco, igual y está un poquito más alegre que el resto del álbum, pero funciona. Hay un buen equilibrio entre la alegría de la canción y la voz de Gallagher. (Ojo con el mero final, a ver a qué banda les recuerda).

Veredicto

Es un buen disco. Muchos guiños y ¿homenajes? a The Beatles y Oasis. Probablemente los sencillos que escuchamos previamente son lo más destacado, pero en el disco hay diamantes en bruto escondidos por ahí. Mucho arreglo de cuerdas y mucho solos de guitarra. Es un disco en el que Liam salió de su zona de confort y mostró al mundo entero su vulnerabilidad, dejó de lado esa pose de semi-dios y se dejó ver tal y como es sin ninguna máscara, desde sus debilidades, hasta lo que más extraña (cof cof, Noel), pasando por su etapa de enamoramiento extremo.

Su voz sigue presente, y aunque se le pudo sacar un poco más de provecho, aún raspa con lija hasta a la pared más lisa. Muy buen trabajo de producción, pues con –casi– los mismos elementos a lo largo del disco, pudieron hacer un producto sencillo pero consistente. Hay una alegre dependencia de melodías pop bien construidas que muy probablemente deje con buen sabor de música a sus fans.

Foto: Cortesía

Tracklist

01. ‘Shockwave’
02. ‘One Of Us’
03. ‘Once’
04. ‘Now That I’ve Found You’
05. ‘Halo’
06. ‘Why Me? Why Not’
07. ‘Be Stiill’
08. ‘Alright Now’
09. ‘Meadow’
10. ‘The River’
11. ‘Gone’

12. ‘Invisible Sun’
10. ‘Misunderstood’
11. ‘Glimmer’