¡La vida hay que vivirla a tope! Y es que con una banda como Los Nastys no se juega. Desde Madrid, esta banda llega con todas sus influencias que van desde Elvis Presley hasta Los Blenders para darnos una mezcla de sonidos fuertes y enérgicos en los que se mezcla el amor con la guerra. ¿Por qué? Porque para obtener todo lo que quieres tienes que luchar, si quieres amor, entonces debes librar una batalla y si quieres ganar la guerra, entonces tienes que poner el corazón. “Es un poco nuestro modo de vida, nuestra relación”, comentan.

“De nuestra estancia en México nos hemos dado cuenta de que aquí no le tienen miedo a la muerte. Aquí se transmite la energía y la vibra en todos los ámbitos, tanto artista como cotidiana y para nosotros fue un impacto muy fuerte el venir acá, sobre todo en nuestra música. Por eso comenzamos a ser más sinceros, incluso más viscerales”. 

Los Nastys llegan desde Madrid para demostrarnos que la música mueve, ¡y mucho!

Música para el amor y la guerra, el nuevo disco de Los Nastys.

Esto y más es lo que nos contaron durante su visita a la Sopicueva donde además, se echaron una sesión acústica que dejaremos al final de esta nota. Y es que la plática, aunque breve, nos demostró que la música nace donde menos te lo esperas, entre amigos, entre personas que quieren crear algo y que al final, buscan a toda costa difundir sus creaciones, hacerles sentir a otras personas la energía que se puede llegar a obtener a través de una canción o incluso, un disco.

Los Nastys usualmente son relacionados o definidos como exponentes del garage, pero en realidad, no tienen un género definido y no pretenden tener uno pues, las influencias hacia su música pueden venir de donde sea. Eso lo dejaron muy en claro:

“La escena (madrileña) está de puta madre ahora mismo. Hay bandas nuevas siempre con propuesta y por supuesto hay bandas de rock un poco más clásico. Nosotros al final nos hemos influenciado un poco también por nuestros amigos, por las bandas amigas. Yo creo que bebemos sobre todo de la música americana, anglosajona (Ty Segal, Black Lips, Dávila 666)“.

Cuando les preguntamos cuáles eran las bandas que todos debíamos tener en el radar, ellos casi sin pensarlo dijeron Hinds, The Parrots, Biffanah y Exnovios, que aunque no es madrileña es un proyecto que les gusta mucho. Y México no quedó exento de sus gustos musicales. Así es como demuestran que su gusto es amplio y que están dispuestos a conocer a otros artistas y a seguir moviéndose dentro de la escena independiente sin importar el país.

Judas el desgraciado, Los Blenders, O Tortuga, Nelson y los Filisteos, San Pedro del Cortés. Aquí en México hay una escena musical que en algunos puntos se parece a la española pero que tiene como ese rollito americano también y tiene su toque de diversión”. 

Y sin más, acá te dejamos la sesión para que te des una idea del rollo que traen Los Nastys: