Banner Comercial_Amazon Prime Video - Corona Capital 2019

La décima edición del Corona Capital dejó absolutamente de todo. Desde nuevas experiencias musicales, excelentes fotos con amigos, lágrimas por escuchar “esa” canción una vez más o por primera vez, hasta los clásicos pies cansados. De esto último, mucha responsabilidad es culpa del bailongo que se armó gracias a los actos de electrónica que se vivieron durante los dos días de festival.

En esta reciente edición, no sólo fue el tan querido rock lo que sonó a través de los amplificadores que se dieron lugar en los cinco escenarios que formaron parte del Corona Capital. En un cartel hecho para que disfrutaran todos, la música electrónica no podía faltar, y muchas de las presentaciones más energéticas y bailadoras, se vivieron a través de este género musical.

Es por eso, que aquí haremos una recapitulación de lo mejor que nos dejó la fiesta en la décima edición de uno de los festivales más importantes de México.


Nick Murphy

Nick Murphy regresó a la Ciudad de México para presentar su más reciente material Run Fast Sleep Naked, pero más importante aún, para presentarse a sí mismo en una nueva faceta bajo su propio nombre. Su presentación fue algo realmente única y especial, no solamente porque se aventó rolas increíbles como “Hear It Now” y “Gold”, sino porque se mostró como el artista que es. Sobrio y desenfrenado, tranquilo y eufórico, serio y solemne… Todo al mismo tiempo. Sí, una combinación que es difícil de explicar pero que al final no hay otra forma de describirlo.

Tocando rolas como “1998” y “I’m Into You” dándole entrada a “Talk is Chep” en su faceta como Chet Faker, creó la atmósfera perfecta para todos los fanáticos del productor australiano. Dándole la debida importancia a su último disco, cerró con dos grandísimas rolas “Dangerous” y “Sanity”, sólo para dejar a todos con ganas de tres horas más de show.

Foto por José Jorge Carreón / OCESA

Polo & Pan

La electrónica suave y tropical del dúo francés Polo y Pan, fue de lo que más expectativas levantó al revelarse el cartel del Corona Capital. Ahora sólo queda decir que no decepcionaron, es más, superaron cualquier tipo de expectativa preconcebida.

Empezando con “Zoom Zoom” y haciendo un recorrido por su discografía, tocaron la mente fiestera de miles de personas. “Hay algo especial entre Polo y Pan y México”, nos dijeron, y después de lo que se vivió en su presentación de 40 minutos, no podríamos estar más de acuerdo.

“Coeur D’ Artichaut” y para cerrar “Dorothy” con una nueva versión mezclada especialmente para todos los que gustan de bailar como locos, se hicieron escuchar para el deleite de todos sus fanáticos. De verdad, de todas las presentaciones que se vivieron en la carpa Levi’s, nunca se vio un público más eufórico. Mientras se abrazaban para darse amor y despedirse entre ellos por ser la última presentación de su gira, también abrazaban a a la gente con su increíble música.

Foto por Alan Cortés

Sofi Tukker

El escenario Doritos se llenó de fiesta gracias al dúo neoyorquino Sofi Tukker. Si algo saben hacer este par es prender el ambiente al 100. Su set lo empezaron hasta arriba con una pequeña versión de “Drinkee”, la rola que llegaría al final para mandar a todos al espacio. 

Hemos sentido su apoyo (México) durante los últimos 3 años. El Corona fue el primer festival en el que tocamos. Estamos felices de estar aquí otra vez“, dijo Tukker antes de arrancar con “Playa Grande”. Esta constante interacción con el público, sus repetidas muestras de afecto, sus energéticas coreografías y sobre todo sus rolas, que dan para arriba, hicieron de su presentación de lo mejor que vio la electrónica en el Corona Capital.

Foto: Ocesa / Lulú Urdapilleta

Elderbrook

El productor londinense, Elderbook, salió para darle la más grata sorpresa a todos los fiesteros del Corona Capital. Si bien al principio eran pocos los que se dieron cita específica para ver su set, la música llamó a muchos, pero muchos más.

La gente estaba realmente prendida y entregada a la electrónica que se derramaba por las bocinas de la carpa Levi’s, mucho de esto a causa de la energía que el mismo Alexander Kotz le puso arriba del escenario. Este acto se podría considerar una de las más gratas sorpresas por la buena fiesta y la buena vibra que se armó. Su primera presentación en el país será recordada por la excelente primera impresión que dio.

Foto por José Jorge Carreón / OCESA

Shaed

La banda encargada de iniciar las actividades de los dos días de Corona Capital se rifó bastante cañón. Shaed llegó al festival para darle todo ese sabor de electrónica contemporánea que tanto le gusta a los millenials hoy en día. Si bien todavía no había mucha gente, y la mitad de los presentes traían playeras de The Strokes, los de Washington demostraron por qué son uno de los actos emergentes que más prometen.

Sabiendo aprovechar los 30 minutos que les dieron, lanzaron la artillería pesada desde el segundo uno. “ISOU” y “Lonesome” fueron algunos de los éxitos que sonaron inmediatamente, para después saludar al público y mencionar que era la primera vez que tocaban en el país y que estaban muy felices de estar por acá.

Al final dejaron la rola que los catapultó a la fama: “Trampoline”. Si bien les quedó muy corto el tiempo que les dieron, las ganas de que vuelvan se quedaron impresas en la mente de todos los tempraneros del Corona Capital. 

Foto por Stephania Carmona

Miami Horror

Su electro-groove se hizo presente para prender la tarde del sábado al ritmo de sintetizadores llenos de energía y ritmos dance. La banda de Melbourne, Australia, puso a bailar hasta al de las piernas mas tiesas. Y es que con la buena vibra que emana su música y su acto, es imposible no contagiarse al 100.

“Luv Is Not Enough” y “Restless”, sus últimos sencillos, sonaron en su set para darle frescura a una lista llena de los clásicos que aman sus fanáticos como “Sumersun”, “Leila” y “Holidays”. Cada rola fue cantada, bailada y ovacionada como pocas. Su presentación fue energética y divertida como, desde treparse en las bocinas hasta escalar el escenario a bailar hicieron de su presentación, algo verdaderamente especial.

Foto por Stephania Carmona

Poolside

Poolside hizo lo que mejor sabe hacer: ponerte de buen humor. Ponerte en ese trance en el que no sabes si es lunes, jueves, septiembre, mayo, 2019 o 1965. Lo único que sabes es que la estás pasando bien y que no importa nada más.

De la mano de Jeff Paradise y Vito Roccoforte, Poolside enamoró a todos los que se dieron cita en la carpa Levi’s. Su vibra chill inundó los corazones y las mentes de todos los amantes de su tan famoso Daytime Disco. Desde su pop con “Can’t Stop Your Lovin” hasta el groove de “Feel Alright”, los californianos hicieron que todos amaran estar vivos.

Foto: OCESA / José Jorge Carreón