Como ya sabemos, desde hace un par de semanas diversos incendios han azotado varias regiones de California. El primero fue en Kincade al norte de la ciudad, dejando como saldo 31,565 hectáreas devastadas y 375 edificios destruidos, mientras que el fuego en Maria y Getty en el sur se llevó aproximadamente 3804 hectáreas, una verdadera tragedia para el mundo. Pero no se preocupen, ya que Metallica está saliendo al quite para intentar ayudar en esta situación. 

A través de un comunicado en su cuenta de Twitter, las leyendas del thrash metal mostraron su apoyo para todas las víctimas de estos incendios junto a las organizaciones que participaron en las acciones para combatir el fuego. “Lamentablemente, por tercer año consecutivo, las comunidades a las que hemos llamado hogar en todo el estado de California están experimentando de nuevo la tragedia que dejó la estela de los incendios forestales” escribió la banda.

Y no solo eso, ya que también anunciaron que a través de su fundación, All Within My Hand, donaran 100 mil dólares para intentar ayudar a todos los que sufrieron y también a los equipos que se encargaron de apagar ese enorme infierno. La mitad se irá para el Fondo de Resiliencia del Condado de Sonoma mientras que lo demás terminará en el Fondo de Alivio de Incendios Forestales de la Fundación Comunitaria de California. 

Además de esto, Metallica exhortó a todos sus fans que ayudaran en todo lo que pudieran, ya sea con dinero, alimentos no perecederos, ropa y otros suministros a las víctimas, también ofrecerse como voluntarios o proporcionar alojamiento temporal para aquellos que lo necesiten, ya que los incendios forestales siguen amenazando el estado donde vive la banda. 

Este es el segundo año consecutivo que Metallica tiene este gesto con ambas instituciones, aunque no es la primera vez en 2019 que los vemos desembolsando dinero de sus carteras para apoyar una noble causa. A mediados de agosto, James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo pusieron 250 mil euros para la construcción de un hospital infantil en Rumania. No cabe duda de que todos los miembros de la banda son unos verdaderos masters y no de puppets, jiar  jiar.