Música

Molotov y el sutil ‘Desconecte’ con la música política y el power mexicano

En 1997, Molotov liberó su primer disco de estudio bajo el título de ¿Dónde jugarán las niñas? haciendo burla a uno de los discos más populares de Maná salido en 1992. La parodia en el nombre de este material fue la entrada al concepto esencial que Molotov, con poco más de 20 años de carrera, sigue presentando a las audiencias. Además, este álbum fue un parteaguas y uno de los principales promotores de la idea de “rock en español” que creció en la década de los 90 en Estados Unidos.

Otras bandas como Control Machete y El Gran Silencio, entre otros, abrieron las puertas de este tipo de música en el mercado americano, apropiándose de la vieja imagen del pachuco y evidenciando, de forma inconsciente, el flujo migratorio que ahora define la delicada relación entre nuestro país y Estados Unidos.

Sin embargo, de entre todas las propuestas mexicanas y latinoamericanas, Molotov sobresalió por su capacidad, totalmente justificada, de cantar en español y en inglés sobre temas reales que vive, o mejor dicho sufre, la sociedad mexicana.

Molotov y el sutil ‘Desconecte’ con la música política y el power mexicano

Fotos: César Vicuña

“Gimme Tha Power” es una de las canciones más determinantes de la banda que ha servido como un estandarte en las generaciones más jóvenes cuando se pronuncian contra el gobierno. Esta canción surgió cuando el Partido Revolucionario Institucional, sin saberlo, se encontraba en sus últimas gestiones dentro de la conocida (pero no oficial) dictadura perfecta.

Y su importancia trasciende a finales de la segunda década del nuevo milenio porque se trata de una canción orgánica junto a “Voto Latino”. Estas dos de ¿Dónde jugarán las niñas? que se suman a un historial de himnos políticos y sociales irreverentes como “Frijolero”, “The Revolution Will Not Be Televised”, “Amateur”, “Que no te haga bobo Jacobo”, “La raza pura es la pura raza”, “Hit Me”, “Dreamers” y más.

Y no sólo se trata de una banda con “músicos políticos”, sino de una que también es capaz de entrarle a la cultura popular y urbana con temas que hasta ahorita calificamos como políticamente incorrectos, pero que antes (y con antes nos referimos a un par de años) construyeron el humor del mexicano con un dominio total de lenguaje presente en el albur y los múltiples significados de una palabra en distintos contextos. Esta es, casi son seguridad, el arma fuerte de Molotov.

Molotov y el sutil ‘Desconecte’ con la música política y el power mexicano

Fotos: César Vicuña

Por eso, no es de extrañarse que la banda haya salido el año pasado con su Unplugged para MTV bajo el título de El Desconecte con sus más grandes canciones en un formato más “acústico” que se caracterizó, esta vez, por la incursión de instrumentos como el taiko, acordeón, contrabajo, tuba, teclado, pandero, bongos e incluso teléfonos.

Con el éxito de su presentación, la banda decidió abrir fechas para presentarse en diversos espacios como el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México.

La noche del 17 de enero, Molotov se presentó en este recinto con un sold out que no es de sorprenderse. Con la misma escenografía de su Unplugged, caracterizada por esculturas de arte griego como la Venus de Milo, pero intervenidas con elementos de arte urbano como grafittis, molotov ofreció un concierto de casi dos horas en las que tocaron sus canciones, pero también interactuaron con el público muy a su manera y con el humor que siempre los ha definido.

Esto, la interacción entre miembros, a pesar de que parece no determinar nada, en realidad lo dice todo: que Molotov es una banda que comprende y se comprende a sí misma, que la relación entre sus miembros y sus respectivos orígenes hacen de esta banda algo ecléctico que canta con tendencias escatológicas que, al final, nos definen y hacen de ellos unos dignos representantes de la música al servicio de la gente. 

Molotov y el sutil ‘Desconecte’ con la música política y el power mexicano

Fotos: César Vicuña

Para su serie de conciertos en este lugar, la banda tocó como parte de su setlist las canciones más conocidas como “Amateur”, “Voto Latino”, “Gimme Tha Power” pero también sus clásicos como “Cerdo”, “Marciano”, “Puto” y algunas incursiones como “Rastamandita” o “Más vale cholo”

Anoche, y con seguridad lo harán hoy y mañana, Molotov demostró eso que comenzaron en 1997 con ¿Dónde jugarán las niñas? y que convirtieron en una forma de entretener a la gente, pero sobre todo, darles las palabras para hablar de injusticia y su capacidad consciente de exigir algo mejor.

Fotos: César Vicuña

Fotos: César Vicuña

Fotos: César Vicuña

Fotos: César Vicuña

Comenta con tu cuenta de Facebook