Foto vía Facebook: Moonchild Sanelly

Moonchild Sanelly: La voz femenina del rap sudafricano que está conquistando al mundo

En los últimos años, la voz de las mujeres en el rap se siente más fuerte que nunca. Dentro del mainstream tenemos ejemplos muy claros, como Cardi B y Megan Thee Stallion que, nos guste o no, están llegando a miles de personas gracias a rimas crudas pero honestas que para ser honestos, no le encantan a todo el mundo por el contenido de sus letras. Sin embargo, hay propuestas mucho más interesantes que no surgieron precisamente de Estados Unidos, como Moonchild Sanelly.

Ella es una artista de 33 años que sin duda la está rompiendo en todos lados donde se presenta, gracias a que tiene una propuesta nunca antes vista dentro de la industria musical. Combinando el talento sobre el escenario, con un look que nadie podría olvidar y canciones donde mezcla sus raíces con otras influencias, esta mujer está colaborando con grandes artistas, desde Beyoncé hasta Die Antwoord y Gorillaz.

Moonchild Sanelly: La voz femenina del rap sudafricano que está conquistando al mundo

Foto vía Instagram: @moonchildsanelly

¿Quién es Moonchild Sanelly?

Sanelisiwe Twisha –como en realidad se llama– nació el 20 de noviembre de 1987 en la ciudad de Port Elizabeth en Sudáfrica. Por fortuna le tocó llegar a una familia musical, con su hermano productor de hip hop, su madre cantante de jazz, y sus primos bailarines de kwaito, género musical que mezcla el house con sonidos africanos locales. Es por eso que desde temprana edad se interesó por la música, aunque su primer camino artístico iba por otro lado.

En 2005 y tras varios años considerándolo, se mudó a Durban, la tercer ciudad más poblada de aquel país con la intención de estudiar moda en la Academia de Diseño de Moda Linea. Estando ahí se sumergió en la escena de la poesía y la música, y un año después Sanelly comenzó a actuar en espectáculos en la Universidad Tecnológica de Durban, donde combinaba las prosas con hip hop, aunque en realidad no se llamó a sí misma poeta durante mucho tiempo hasta que la gente comenzó a alentarla.

Moonchild Sanelly: La voz femenina del rap sudafricano que está conquistando al mundo

Foto vía Facebook: Moonchild Sanelly

El camino hacia la fama

Después de seis años en esa ciudad, donde logró terminar de formarse como artista, Moonchild Sanelly decidió moverse a la gran capital de Sudáfrica, Johannesburgo. En ese lugar comenzó a presentar las canciones que ella misma componía junto a algunos músicos talentosos de la electrónica local, como con el DJ Shimza, con quien lanzó un EP que más tarde llamaría la atención de Red Bull y que publicarían en las sesiones de Soul Candi.

Desde entonces, Sanelly empezó a trabajar mano a mano con esa marca, que la llevó a presentarse en el Red Bull Music Festival en distintas partes del mundo. Tras lanzar varios EP’s durante todo ese tiempo, en 2015 estrenó su álbum debut, Rabulapha!, una colección de 12 rolas explosivas donde colabora con artistas de la escena independiente sudafricana, como Maramza y Toya Delazy. Gracias a este disco, logró ganar cierta fama y respeto.

Conquistando escenarios por todo el mundo

A partir de ahí, Moonchild Sanelly comenzó a tocar por todo el mundo. En 2018 consiguió actuar en el Festival Primavera Sound de Barcelona y el SXSW en Austin, Texas, demostrando que su música había traspasado las fronteras de Sudáfrica. Pero la primera oportunidad grande se le presentó ese mismo año, cuando Die Antwoord la invitó a abrir las fechas que tenían programadas para su gira europea. 

Los conciertos junto a Yolandi Visser y Ninja fueron un éxito, tanto así que en 2019 la invitaron a participar en el Festival Shoko en Zimbabwe y en en uno de los espacios musicales más grandes de todo el planeta, Coachella, donde actúo para poquitas personas que se contagiaron de su enorme vibra y presencia en el escenario. Y como si fuera espuma, su popularidad comenzó a crecer, llamando la atención de otros artistas.

Colaborando con grandes artistas

Entre ellos está Beyoncé, que al escuchar la música de Moonchild Sanelly y aprovechando el proyecto que tenía para grabar un disco inspirado en el live-action de El Rey León, no dudó ni un segundo en invitarla a colaborar en el álbum The Lion King: The Gift. Además de Knowles, trabajó con  la cantante sudafricana, Busiswa, y junto a la compositora y productora estadounidense, Nija y DJ Lag en la rola “My Power”, donde aparece tirando rimas certeras.

Para el 2020, Sanelly comenzó a trabajar en su siguiente material discográfico. Poco a poco fue soltando un par de adelantos durante varios meses hasta que por fin lanzó su segundo disco, titulado simplemente Nüdes. Pero a los cuantos meses apareció en dos colaboraciones explosivas, “Naai is n lekker ding” junto a Die Antwoord y “With Love To An Ex”, que aparece en el séptimo álbum de Gorillaz, Song Machine, Season One: Strange Timez. 

 

Llevando sus raíces a todo el mundo

Moonchild Sanelly es sin duda una de las artistas más emocionantes que hay en la actualidad, no por nada el mismísimo Damon Albarn la llamó en una entrevista para The Guardian como “una superestrella global esperando a suceder” pero, ¿por qué es tan especial esta mujer? Bueno, pues para empezar podemos decir que es de las pocas cantantes que quiere mantener sus raíces dentro de la música que le presenta al mundo.

En sus canciones puedes encontrar frases en inglés y el Xhosa, uno de los idiomas bantú que se hablan en todo África y una de las once lenguas oficiales de Sudáfrica. A esto habría que sumarle su look, pues se caracteriza por tener el cabello en trenzas y pintado de azul, que aunque es algo meramente estético, la caracteriza de muchas personas. Además, sus presentaciones son explosivas y llenas de teatralidad, que le da un plus a su propuesta.

Moonchild Sanelly: La voz femenina del rap sudafricano que está conquistando al mundo

Foto vía Facebook: Moonchild Sanelly

La creadora del future ghetto punk

Pero clavándonos con la música, es aquí donde radica lo más interesante de Moonchild Sanelly, ya que fusiona elementos de electrónica experimental, afro-punk y edgy-pop con toques del ya mencionando kwaito con hip-hop y jazz de fondo. Según la propia artista, creó un género donde encasilla todo esto al cual nombró Future ghetto punk, y para ser exactos creemos que es el término correcto para describir a qué suenan sus canciones.

Por ratos y sobre todo en rolas como “Bashiri”, que tiene los ponchados arpegios del EDM, dirigidos por el sonido de tambores y marimbas electrizando, Sanelly suena a la frescura que encontramos en los primeros trabajos de M.I.A. Sólo que a diferencia de la rapera británica, a ella no le interesa hablar de toda clase de temas de la manera más descarada posible, como la sexualidad y simplemente pasarla bien. Sin duda, una mujer a la que no podemos perderle la pista.