Kim Jong-hyun, vocalista de SHINee, la famosa banda de K-Pop de Corea del Sur, murió a los 27 años. Según informa BBC News, el cuerpo del cantante fue encontrado inconsciente en un apartamento en el sur de Seúl y después fue llevado al hospital. Asimismo la policía informó que la hermana mayor de Kim dijo que su hermano estaba actuando de manera irracional y que su muerte pudo haber sido ocasionada por un suicidio.

De acuerdo al relato de la joven, Kim le envió un mensaje de texto en el que le decía: “He tenido un tiempo difícil. Por favor déjame ir y di que hice un buen trabajo. Esta es mi última palabra”. Además aseguró que el pasado fin de semana Kim le había confesado que se encontraba deprimido y que estaba pasando por una mala racha.

Después de que Jong-hyun fuera llevado al Hospital Universitario de Konkuk, intentaron reanimarlo pero, después de los intentos finalmente los médicos confirmaron su muerte.

En las declaraciones de la policía, se cree que falleció por inhalación de humo, ya que se encontraron pedazos de carbón en un sartén que estaba en el piso. Estos pedazos se usan en Corea del Sur para calentar casas con estufas antiguas, pero también son empleadas con frecuencia para cometer suicidios en el país, el cual tiene una de las mayores tasas de suicidio.

SHINee es una de las agrupaciones más famosas de Corea del Sur y también en Japón. Kim alcanzó la fama como parte de la banda en 2008. Posteriormente en 2015 debutó como artista en solitario y además comenzó a actuar en cine y televisión.