Se podría pensar que el metal es un género agresivo, a primera escucha podría ser cierto. Aunque no sabíamos que podría tener usos diferentes al de querer meterse al moshpit, mover la cabeza con un headbanging extremo o simplemente intentar hacer air guitar con alguno de los solos, ya que una mujer pudo ahuyentar a un puma con una rola de Metallica. Si, esto no es broma.

Gee Dellant es una mujer que vive en Vancouver, Canadá. Todos lo días tiene una rutina muy específica, salir a pasear con su husky Murphy antes de que el sol se vaya. Según el periódico local Kelowna Now, la dueña y su perro suelen dar la vuelta a esa hora porque les encantan el clima de esa hora. Todo parecía ir normal hasta que Gee se dio cuenta que alguien los estaba mirando y no era precisamente una persona, se trataba de un temible puma.

Estaba agachado, merodeando por el lugar y paseando como los depredadores hacen. En ese momento agité los brazos y le grité”, cuenta la mujer aunque, eso no fue suficiente para lograr que el animal se fuera por donde vino. De repente, el puma empezó a acercarse a ella, ahí fue cuando el miedo entró en Gee y Murphy. “Al principio no estaba tan asustada, pero luego pensé ‘¿por qué sigue ahí? Oh, dios mío, tengo que detenerlo”. 

En este punto seguramente se preguntaran, ¿a qué hora entra Metallica en esta historia? En un momento de desesperación a Gee se le ocurrió que era una buena idea buscar una canción en su celular que pudiera sonar lo más ruidoso posible,  y qué mejor que James Hetfield y compañía. Entre toda su biblioteca musical encontró “Don’t Tread On Me” del Black Album, y aunque ustedes no lo crean, si logró que se fuera.

“Pensé que era lo más ruidoso en mi teléfono que probablemente lo asustaría, ese era también el mensaje que quería transmitir al puma. Tan pronto como escucho las primeras notas de la canción, el animal se echó a correr y se perdió en los arbustos”, dijo Gee, nuestra valiente protagonista. 

Ahora, Galant y su perro quieren agradecerle a Metallica por ‘salvarlos’. “Me encantaría contactarlos algún día y decirle a James Hetfield que me salvó la vida”, jiar jiar. Así que ya lo saben, la próxima vez que estén en peligro, pongan a las leyendas del thrash metal, nunca fallan.