Andy Anderson, baterista de The Cure de 1983 a 1984, murió a los 68 años de edad después de una fuerte batalla contra el cáncer. La semana pasada a través de su cuenta de Facebook, el músico dio a conocer la noticia de que se encontraba en fase terminal. “Hola, chicos. Tengo cáncer terminal 4 y no hay vuelta atrás. Se esparció por todo mi cuerpo. Estoy muy bien y consciente de mi situación”, escribió en la publicación.

En el mismo post, el músico habló sobre su deseo de no ser conectado en caso de necesitarlo para evitar que lo “vean como un vegetal”. También escribió: “Las quimioterapias y radioterapias serán discutidas en los próximos días”. Lol Tolhurst, cofundador de The Cure, escribió en Twitter: “Envíen luz y amor, cualquier cosa que ustedes crean ayude a mi amigo a enfrentar esta batalla”. Sin embargo, el portal post-punk.com anunció la noticia del fallecimiento de Andy Anderson.

Anderson llegó a The Cure en 1983 cuando el baterista de ese momento, Lol Tolhurst, dejó este instrumento para dedicarse a los teclados hasta su salida en 1989. También su llegada coincidió con la salida del bajista Simon Gallup, quien abandonó la banda durante el tour de 1982 que correspondía a Pornography.

Junto a Anderson, llegó a The Cure Derek Thompson para una presentación en vivo en Manchester que fue filmada. Anderson conoció a Robert Smith cuando este formó The Glove, proyecto alterno a The Cure junto a Steven Severin de Siouxsie and the Banshees. Aquí, el baterista tocó este instrumento para el disco debut Blue Sunshine.

Anderson trabajó en el quinto disco de The Cure titulado The Top, publicado en 1984. También participó en las grabaciones de algunos sencillos como “Japanese Whispers”, “Love Cats” y “The Caterpillar”. Hizo también su aparición en el Concert: The Cure Live junto a los demás miembros. Su última presentación con The Cure fue en 1984 durante el “Live in Japan”. Cuando Anderson salió de la banda y fue suplido por Boris Williams, trabajó con otros músicos de la escena británica como Iggy Pop.