Ginger Baker, fundador y baterista de Cream, murió este domingo 6 de octubre a los 80 años mientras estaba hospitalizado. Su familia, en específico su hija, confirmó la noticia para algunos medios. Mi papá falleció. No estaba sufriendo y, recientemente, tuvo la oportunidad de ver y platicar con sus hijos, familiares cercanos y amigos especiales, dijo Nettie Baker según CNN.

Algunos músicos y personas involucradas en la industria del entretenimiento, han lamentado la muerte de Baker en redes sociales. Uno de ellos es Edgar Wright, director de Baby Driver, quien escribió: “RIP al gigante de la música que fue Ginger Baker. Él fue la clave de muchas canciones favoritas de Cream, The Graham Band Organization y Blues Incorporated de Alexis Corner. (Si no has visto el gran documental ‘Beware of Mr Baker’, háganlo ahora)“.

Ginger Baker nació el 19 de agosto de 1939 y se crió en Lewisham, al sur de Londres. Su padre, un albañil, murió en la Segunda Guerra Mundial cuando Ginger Baker tenía sólo 4 años. Fue hasta los 16 que conoció el mundo de la música y cuando comenzó a tocar la batería, y un año después, la música se volvió su carrera profesional.

En la década de los 50, entró a la escena de jazz de Londres, donde aprendió de otras culturas. Phil Seaman, conocido baterista de jazz, le presentó la música africana, la cual integró a su estilo incluso cuando entró de lleno al rock con Cream junto a Eric Clapton. Antes de esto, participó en algunas bandas como Blues Incorporated, donde remplazó a Charlie Watts en la batería, quien se había ido a tocar con The Rolling Stones.

Eric Clapton, Ginger Baker y Jack Bruce en 1968. / Getty Images

Luego, se integró a The Graham Band Organization. Este periodo fue, quizá, uno de los más caóticos para Baker por el consumo de drogas (heroína) y su pésima relación con Jack Bruce, el bajista de la banda… y con quien formó Cream como condición de Calpton para trabajar con él. Cream se fundó en 1966 cuando Baker le dijo a Clapton que quería formar su propia banda, y este le dijo que lo haría si Bruce se sumaba al proyecto. Así fue como nació el primer supergrupo  de la historia (integrado por músicos de otras bandas).

En el documental que Edgar Wright recomendó sobre la vida de Ginger Baker, Clapton habló de la personalidad del baterista: “Ginger era bastante desapacible y antisocial, en verdad muy antisocial, pero tenía un don, una chispa, tenía estilo, elegancia… tenía sus armas“.

Decir que Baker fue uno de los mejores bateristas de la historia, no es cualquier cosa, más cuando hablamos de un músico que existió y tocó en la misma era que otros dos referentes de las percusiones como John Bonham de Led Zeppelin o Keith Moon de The Who. Sin embargo, la personalidad de Ginger Baker fue lo que le llevó a convertirse en un personaje tan especial incendiando hoteles, despidiendo a su propio compañero de banda Jack Bruce a punta de cuchillo, o dejando la heroína más de 29 veces a lo largo de su vida.

No en vano el título del aclamado documental que recuenta su historia, fue titulado Beware Of Mr.Baker, nombre que fue tomado de un letrero colocado a las afueras de su casa en Sudáfrica y en donde podemos ver, entre muchas otras historias, al propio Ginger Baker atacando al director de la cinta Jay Bulger.

De Eric Clapton y Steve Winwood, a Paul McCartney, Fela Kuti y hasta Public Image Ltd., Ginger Baker fue uno de esos héroes sin capa que con su actitud y talento, reescribió las reglas de la música y grandes pasajes en la historia del rock.

Descanse en Paz.