Hay momentos, canciones y discos que marcan nuestras vidas. Y estoy seguro que es lo que Mattiel podría decir de su segundo álbum de estudio titulado Satis Factory. El mes de marzo, está cantante y compositora tenía que compaginar su trabajo en un despacho de diseño con el sueño de dedicarse formalmente a la música.

Pero cuando Satis Factory vio la luz, lo hizo para cambiar su vida, y sobre todo para cumplir su sueño, colocándola rápidamente como una de las nuevas artistas independientes a seguir. Todos estos momentos dieron paso y la llevaron a una ambiciosa gira que le ha dado la oportunidad de tocar en los principales festivales veraniegos, incluido Glastonbury. La importancia de Mattiel en el escenario ha sido tan grande, que incluso es  respaldada por figuras de la talla de Jack White.

Originaria de Atlanta, Mattiel guarda un sonido que conquistará a los fanáticos de la música vintage, las guitarras de garage y que en algunos momentos podría recordarnos a los los Rolling Stones, o si me pongo más ambicioso, The Velvet Underground. Mattiel apela a la nostalgia, y su trabajo musical desde su primer disco, se ha dedicado a darle una cara y una voz a la escena independiente (que tanta falta le hace).

Satis Factory representa la dualidad en la que vivimos actualmente, esa en la que nunca estamos conformes y siempre estamos en busca de algo más. Así que por un momento, podemos sentirnos satisfechos, ir a la cama y despertar al día siguiente pensando en que nos hace algo… y luego buscarlo. Y como siempre queremos ese valor extra, es momento de atascarnos con ‘Keep The Change’, canción insignia del segundo disco de Mattiel que sirve para arrancar este jueves nublado.