Foto: Especial

‘The Waterfall II’: My Morning Jacket regresa con un disco (sorpresa) bastante experimental

Tenemos diez nuevas canciones de My Morning Jacket como una de las pocas sorpresas gratas de este periodo de cuarentena obligatoria. Un lanzamiento que no se hubiera dado si no fuera por el encierro forzoso, ya que Jim James revisitó las sesiones que dieron origen a The Waterfall (2015) ya que salió a caminar y encontró “Spinning My Wheels”.

Buenas noticias para una gran banda que no tiene planes sobre su futuro.

Los de Kentucky tienen un frontman con un gran proyecto solista, que apenas el año pasado lanzó un disco con orquesta, y el quinteto no se ha caracterizado por apegarse a un plan definido sobre su legado musical, con lanzamientos muy eventuales y aún menos conciertos, aunque en vivo vale la pena la espera.

En pleno encierro, James revisitó las sesiones de 2014 grabadas en Panoramic House, y decidió que era un buen momento para darlas a conocer, en un mundo que ansía por ser mejor y apoyarse en la esperanza. Y como muestra, presentan un tema sobre sentir a alguien, algo que extrañamos hoy y que tal vez antes no hubiéramos cuestionado.

Como con todas las segundas partes, la pregunta con este disco era si se podría sostener sólo o si necesitaba de su antecesor para vivir, y afortunadamente logra tener su propio espacio. El disco se sostiene en una esperanza muy peculiar, con una paleta sonora amplia y equilibrada, con el protagonismo constante de guitarras y teclados distorsionados. Y claro, el timbre de Jim en sus característicos gritos.

Tal vez James consideró que rolas como “Climbing The Ladder” o “Run It” ayudan a este periodo, ya que los temas sobre no preocuparse, combinados con ritmos hasta bailables, quedan bien de soundtrack en el encierro.

En sus siete discos pasados, la banda encontró la fórmula para que sus canciones sean introspectivas, sinceras y dolorosamente empáticas. Ya sean las distorsiones cuidadas, las progresiones acústicas o los gritos de James, es una banda con temas amplios, exploración de la condición humana y un gran manejo de las emociones que tocan, tristeza o alegría se transmiten sin obstáculos en las palabras de Jim y la musicalización del quinteto.

Esta nostalgia llega a su máximo en “Beautiful Love (Wasn’t Enough)”, en donde las palabras de la banda sobre cierta belleza tras la pérdida se materializan en canción. La culpa y sentimientos similares se liberan en esta rola, como una confesión para ponerle punto final a una relación, y es de lo más relevante del disco.

La primera parte de The Waterfall no se apoyó tanto en sonidos digitales, y mantuvo un sonido más natural, con temas persistentes sobre la maduración, el crecimiento personal y los momentos difíciles de la vida. Para esta entrega, se apoyan más en sintetizadores en canciones como “Magic Bullet” y “Wasted”, que es el track más experimental de este disco.

De las diez canciones del disco, “The First Time” ya había sido lanzada, musicalizando la serie Roadies de Cameron Crowe. “Magic Bullet” había sido lanzada en 2016. Finalmente, “Welcome Home” ya había sido tocada en vivo por ellos, y formó parte de un EP de 2011.

My Morning Jacket y su nuevo disco

Foto: Especial

Tucker Martin (Modest Mouse, The Decemberists) les ayudó en la producción de estas diez canciones que se lograron en la sesión original que dió origen a todo The Waterfall, en el que Jim James hace evidente un fracaso amoroso reciente, el cierre de una relación. El concepto de la cascada se basa en fluir y continuar, tal vez como aforismo para encontrar paz algún día. 

Tracklist de My Morning Jacket:

01. Spinning My Wheels

02. Still Thinkin

03. Climbing The Ladder

04. Feel You

05. Beautiful Love (Wasn’t Enough)

06. Magic Bullet

07. Run It

08. Wasted

09. Welcome Home

10. The First Time