@sopitasfm: ¡Y vaya que arrancamos el año con el pie derecho! El primer mes del 2015 nos dejó varios discos excelentes, tantos que ahora sí no hay manera de que nos olvidemos de enero cuando lleguen diciembre y las listas de lo mejor del año. Así que realizamos una encuesta entre los colaboradores de Sopitas.com

para que elijan sus discos favoritos del mes. Solo uno por persona, pero antes que nada…

5 MENCIONES HONORÍFICAS:
(en orden alfabético)

Belle and Sebastian – Girls in Peacetime Want to Dance
Björk – Vulnicura
Napalm Death – Apex Predator-Easy Meat
Noveller – Fantastic Planet
Sleater-Kinney – No Cities to Love

Y ahora sí. Nuestros favoritos de enero…

PANDA BEAR – Panda Bear Meets the Grim Reaper

@mondragon__: A pesar de haber sido publicado tan temprano en el año, el nuevo disco de Panda Bear se empieza a postular como un candidato fuerte para ser considerado entre lo mejor del año. En el mini documental “Greeting The Reaper” Noah Lennox -a.k.a. Panda Bear- detalla el proceso de creación de su nuevo álbum y menciona que una de las cualidades que el busca en el proceso de hacer música es hacer que los sonidos te transporten a otro lugar. Y justo es eso es lo que logra Lennox -también conocido por su vital trabajo en la afamada banda Animal Collective- en Panda Bear Meets The Grim Reaper. A través de numerosas capas de texturas sonoras, ambientes expansivos, sintetizadores análogos y modulares, loops de sonidos acuosos, percusiones lineales y sampleos de arpas, pianos y cuerdas Panda Bear te sumerge en un vórtice continuo en dónde la única guía es la peculiar e inconfundible voz de Lennox. Es un certeza que después de escuchar el álbum que vas a terminar en un lugar diferente a donde presionaste play por primera vez. Por aquí puedes ver el video de “Boys Latin” el primer sencillo.

VIET CONG – Viet Cong

@kleemp: Sin temor podemos decir que durante este mes los consentidos de los medios especializados fueron los canadienses Viet Cong, quizá incluso por encima de Björk. No porque el disco sea superior al de nuestra amada islandesa sino porque tomó a todos por sorpresa. Cuando un disco debut suena con tanta madurez y fuerza es normal que la atención se centre en el prometedor nuevo participante. Mezclar post-rock, noise y punk puede ser peligroso a la hora de realizar un disco, tener tanto ruido junto suele hacer que las canciones se vuelvan ininteligibles, pero por suerte uno de los puntos más sobresalientes de este álbum es lo cuidado que está la producción, especialmente la tímbrica. Si te gusta lo que escuchas y quieres saber más sobre estos muchachos, lean la entrevista que les hicimos esta semana.

NATALIE PRASS – Natalie Prass

@ShyTurista Aunque debo admitir que Sleater-Kinney y Björk sacaron (o filtraron) mejores discos desde un punto de vista “objetivo”, cuando se trata de elegir mi disco personal favorito, no dudo en inclinarme por el homónimo debut de Natalie Prass. Estoy enamorado, ¿qué puedo decir? Esa declaración no es una justificación. Creo que ese es uno de los efectos secundarios de la música, el de seducir a su audiencia. Si lo juzgamos desde ese ángulo, el disco de Natalie Prass pasa por encima de los demás por su poder para atraparte con esa voz de oro, y bueno, después de todo, un juicio es todo menos objetivo. El encanto que tiene Natalie Prass es que logra atinarle a todas las notas con una dulzura que se ha escuchado muy pocas veces en el pasado reciente. Si escuchas canciones como “Bird of Prey” o “Why Don’t You Believe in Me” con audífonos, los pelos de la nuca se te ponen de punta. Es simplemente formidable y un recordatorio del atractivo especial que tiene la música. Los arreglos orquestales de Matthew E. White subrayan la gentileza de la cantante y nos hacen pensar que sería imposible escuchar este disco con un distinto tipo de acompañamiento. Quizás éste álbum pase desapercibido por un público que necesita algo más instantáneo o más ruidoso, aunque para mí es un disco importante. Fans de Nick Drake, tomen nota de “Christy”.