Muñeco, calaverita Música

La Ofrenda Musical de Día de Muertos: Lalo Tex (El Muñeco)

Nuestra calaverita hoy va para el "Muñeco de muñecos", Everardo Mujica Sánchez, quien fue la voz y guitarra de Tex Tex.

Nuestra calaverita hoy va para el “Muñeco de muñecos”, Everardo Mujica Sánchez, quien fue la voz y guitarra de Tex Tex. Fallecido la madrugada del 17 de enero del 2016, a Lalo Tex nadie lo conocía por su nombre de pila. Él dejó de ser Everardo a finales de 1986, cuando abandonó su puesto de gerente de control de calidad de una empresa electrónica en la colonia Guerrero. Dejo de ser ingeniero para volverse rockanrolero.

 


 

Hizo de Tex Tex una de las grandes bandotas del país: durante los tres años que se presentaron en el Vive Latino (2006, 2008 y 2013), miles se reunieron para corear “Te vas a acordar de mí”, “Ahora que no vives conmigo” o “Me dijiste”. Escribió canciones de amor, desamor, violencia, drogadicción… Y –al igual que muchos artistas– cuando empezó la banda tuvo que enfrentarse a los tabúes de “aquellos ayeres” que juzgaban a los músicos de homosexuales, flojos, o “marihuanos”…

 

 

Lalo Tex es un personaje urbano, ahora parte de cada rincón y cada calle de la Ciudad de México. Un “Muñecón” que hoy es parte del “mobiliario urbano de la ciudad”, como en algún momento lo describió. Un personaje que puede ser bueno y bondadoso, o cruel y mal intencionado. Pero eso sí, bueno o no, un Muñeco que cumplió su sueño, siempre galán, vestido con sombrero, camisa, pantalones texanos y botas. Siempre te recordaremos:

“Y como que sería muy triste, que yo me fuera de este mundo haciendo algo que sí me gusta, pero no me gusta tanto. Me gusta más ser rockanrollero, me gusta más tocar, que la gente aplauda, que la gente se olvide de sus problemas viéndome ejecutar algo.” – Lalo Tex

 

 

Lalo Tex Muñeco

Everardo era un gran Ingeniero
Trabajó de Gerente de Producción
Pero le causaba más emoción
Hacerla de rockanrolero
Disfrutaba dondequiera que tocaba
Así visitó algunas naciones
Lalo Tex gozaba sus audiciones
A sus Fans, ¡sí que emocionaba!
Cierto día, rumbo a una audición
con los Tex-Tex, “El Muñeco” se preparaba
Pero ni cuenta Lalo se daba
que la muerte hizo acto de aparición
“Oye Lalo-Tex, me gustó tu canción”
La calaca le dijo emocionada
Te invito ahora a una tocada
pero esta vez será en el panteón.

 

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)