Música

Antitendencias Sonoras: Petrels

Y aquí Antitendencias Sonoras, el espacio que busca consentir a los oídos más curiosos que siempre andan deambulando en la red en búsqueda de más y más música.

Y aquí Antitendencias Sonoras, el espacio que busca consentir a los oídos más curiosos que siempre andan deambulando en la red en búsqueda de más y más música. En este espacio recomendamos y compartimos proyectos que su música muestra una estética diferente a la música meramente comercial o popular, y que por ende, difícilmente escuchamos a través de los principales medios de difusión como la radio o televisión, pero que afortunadamente está a nuestra disposición a tan sólo unos clicks de distancia.

Hay que tener en cuenta que la música es un lenguaje infinito, por lo tanto su expresión igual. Quitémonos los prejuicios, limpiemos bien nuestros oídos y permanezcamos atentos ante toda propuesta, antes de dar un veredicto seamos abiertos y dejémonos llevar por la música.

Esta ocasión hablaré a cerca de Petrels un, relativo, joven proyecto que surgió en el 2011 y que promete llenar nuestros oídos de singulares y extravagantes texturas.


Petrels es el proyecto a cargo de Oliver Barrett, músico e ilustrador con sede en Londres. Desde el 2011 ha lanzado publicaciones en las que ha demostrado su acercamiento a la música procesada por computadora en terrenos del ambient, dark ambient, noise y drone.

 

 

Desde su álbum debut, Haeligewielle, mostró un poderoso conjunto de pistas con sumo carácter y fuerza, en momentos el álbum se torna en paisajes ambientales muy delicados, mismos que conforme se nos presenta el climax comienzan adquirir un cuerpo mucho más robusto, en donde melodías distorsionadas crean un cuerpo en donde difícilmente podremos dividir las diversas frecuencias de todos sus instrumentos, cayendo así en un mar sonoro en el que cada vez nos lleva a una profundidad oscura pero de cierta forma romántica.

Posteriormente sus publicaciones comenzaron a llenarse de más detalles, su paleta sonora comenzó adquirir más colores y tesituras que anteriormente no había logrado debido al limitado equipo con el que contaba.

 

 

Y es que Oliver desde los 4 años toca el cello, por lo cual saco dos conjeturas al aire. Este instrumento parece haber transmitido su esencia o personalidad un tanto abrumadora o dramática que logró transmitir a través del uso de crescendos en sus frecuencias y alteraciones. Y por otro lado, Oliver conforme iba publicando un nuevo álbum trató de adquirir más instrumentos que ayudaran a lograr frecuencias o sonidos mucho más orgánicos, logrando así crear más detalles bajo la dualidad de la música electrónica experimental y los instrumentos acústicos.

Si se clavan en todos los lanzamientos de Petrels se darán cuenta que entre álbum y álbum el músico logra congeniar un cuerpo cada vez más robusto y con detalles, los cuales van puliendo su singular lenguaje. En su primer álbum escuchamos piezas más instrumentales y en su último más experimentación con cantos corales, lo que deja en claro que su inquietud sigue vigente.

 

 

Él es músico de base de la disquera Denovali Records, la cual ya habíamos recomendado anteriormente en un Antitendencias Sonoras. Pero te invitamos a que te sumergas en su mundo y compruebes con tus propios oídos hasta qué profundidad nos alcanza a invitar pasar.

 

 

T:@hreveh

Top Relacionadas
:)