Desde los comienzos de la digitalización de la música, la industria se ha envuelto en retos y problemas a los que se ha tenido que adaptar necesariamente. Muchas cosas buenas han venido de esta revolución, y también muchas otras que sin ser malas por sí solas, han abierto debates sobre cómo se deben de abordar ciertos temas. Desde los inicios de Napster hasta ahora con la explosión de las las plataformas de streaming como Spotify, Apple Music, YouTube Music y más recientemente Amazon Music, han existido problemas sobre cómo se deben monetizar la reproducciones entre muchas otros casos.

Uno de ellos, que ahorita está más caliente que nunca, es el boicot que cientos de artistas están haciendo en contra de Amazon Music bajo el nombre No Music For ICE gracias a las relaciones que tiene esta empresa con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

La historia comenzó a finales de octubre cuando cientos de artistas firmaron una carta invitando a otros miembros de la comunidad musical para boicotear su plataforma, festivales musicales y eventos patrocinados por Amazon. ¿Pero por qué? El problema es que Amazon Web Services y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos tienen contratos que cometen abusos contra los derechos humanos. Lo que hace Amazon es compartir información confidencial de sus usuarios con esta rama gubernamental para que sean usados en contra de los inmigrantes en ese país.

Los artistas que apoyan el movimiento No Music For ICE tienen como objetivo abandonar el apoyo de Amazon hasta que la compañía se comprometa a rescindir los contratos existentes y poner fin a proyectos que fomentan la discriminación y la discriminación racial como el producto de reconocimiento facial que tiene Amazon.

Algunas bandas que han sacado sus rolas de Amazon Music por el momento son Speedy Ortiz, Deerhoof, Downtown Boys, La Neve, Adult Mom, Told Slant, Harry and the Potters, Evan Greer y Dan Friel. No son realmente artistas muy grandes, pero el movimiento apenas empieza a tomar fuerza. En la última declaración del colectivo, dijeron: “Hacemos un llamado a músicos y sellos que se oponen a los abusos de los derechos humanos de ICE para que se unan a nosotros durante la temporada navideña. Los retiros masivos comenzarán el Black Friday y continuarán durante la temporada de compras navideñas más importante de Amazon”.

Además de los músicos antes mencionados, más de 1,000 artistas han firmado la petición original para boicotear los eventos de Amazon, incluidos The Black Madonna, Camp Cope, Chastity Belt, Deerhoof, Girlpool, Hurray for the Riff Raff y Jay Som entre muchos otros. Una semana antes de que se lanzara la campaña No Music for ICE, The Black Madonna se dirigió a Twitter para expresar su indignación al enterarse de que el Festival de Música Intersect de Las Vegas patrocinado por Amazon Web Services en el que iba a tocar pero fue liberada de su contrato. “Qué demonios es esto de Amazon”, escribió en un tweet eliminado. “Absolutamente no estuve de acuerdo con esto”.