Antes de que el grandioso Prince falleciera el 21 de abril de 2016, estaba preparando lanzar un libro con sus memorias, algo sumamente interesante considerando que él es una de las leyendas más grandes de la música. Como ya sabemos, se quedó a la mitad y no pudo concluirlo. Afortunadamente para todos, el músico trabajó junto al coeditor de Paris Review, Dan Piepenbring, quien lo terminó por él mezclando sus vivencias con dibujos hechos por su propia mano, fotos raras y recortes únicos.

El nombre de este libro es The Beautiful Ones y ya está disponible a nivel mundial, pero mientras esperamos a que llegue a las librerías de nuestro país, The Guardian ha compartido con todo el mundo un pedacito de lo que Prince pensaba en ese momento de su vida sobre muchas cosas, entre ellas la situación de la música actual, para ser exactos del pop y los artistas que sonaban en ese momento.

Aunque siempre estuvo relacionado con la música popular, Prince siempre se movió entre el funk, R&B, soul, blues, rock y a veces hasta le pegaba al jazz, pero su influencia llegó a todo tipo de sonidos y expresiones. De acuerdo con el texto publicado en el periódico inglés, donde relatan la experiencia de Piepenbring trabajando con el de Minneapolis, decía que no le gustaba nadita la música que hacían Ed Sheeran y Katy Perry. 

Sí, no es mentira, textual el legendario músico escribió en sus memorias lo siguiente: “Tenemos que decirles que siguen intentando meternos a Katy Perry y Ed Sheeran por la garganta y que no nos gusta, no importa cuántas veces lo toquen”Eso, tal cual era lo que opinaba el señor Prince de los pop stars.

Llámenlo coincidencia pero hay algo muy extraño en todo esto. Resulta que tras la muerte del músico, tanto Ed Sheeran como Katy Perry han sufrido algunos bajones en sus respectivas carreras. Sheeran sigue estando en el spotlight, tuvo un papel en la película Yesterday de Danny Boyle y lanzó su cuarto disco, No.6 Collaborations Project –que como su nombre indica, incluye puras colaboraciones con artistas como Justin Bieber, Bruno Mars, Camila Cabello y hasta 50 Cent–, aunque no le fue como esperaba a nivel de ventas. 

Por su parte, Katy Perry se mantiene como una de las estrellas más grandes del pop, pero ya no tiene la misma relevancia que cuando vivía Rogers Nelson (seamos sinceros). Su último álbum fue Witness de 2017 y desde entonces solo ha sacado algunos sencillos de mediano éxito, que para nada igualan lo que alcanzó con rolas como “Teenage Dream”, “Firework” y “I Kissed A Girl”. ¿Será la lluvia morada o el fantasma de Prince que los va siguiendo para que no vuelvan a despegar sus carreras? 

Tristemente no podremos saber qué es lo que opina Prince de nuevos artistas como Billie Eilish, Lil Nas X, Lewis Capaldi, Camila Cabello o Lizzo (aunque ella apenas iba empezando, sabemos que al músico le gustaba lo que hacía, incluso la invitó a componer con él y dio un show únicamente para la cantante). Quien sabe, en una de esas volteaba bandera y no le parecía que sacara rolas como “Juice” o “Truth Hurts”, pero sería interesante escuchar lo que seguramente diría.