Todo un tesoro: Una profesora encontró canciones inéditas de Lou Reed escritas para Andy Warhol

Una de las asociaciones más importantes de la música fue la de Lou Reed y Andy Warhol. Quizá el punto más alto de su relación artística fue cuando el afamado artista plástico manejó desde 1965 a Velvet Underground e incorporó a la banda a su amiga, la cantante alemana Nico. La historia todos la conocemos, en 1967 lanzaron su álbum debut (el que tiene la portada de plátano) producido por Warhol, aunque no todo sería miel sobre hojuelas.

En ese mismo año y gracias a diferencias con el resto del grupo, Andy Warhol se marchó junto a Nico para no volver a relacionarse con la música de Lou Reed y compañía. A pesar de que todo fue muy efímero y que su relación no era lo mejor, lo que hicieron ambos influenció a miles de artistas y generaciones siguientes, de alguna manera el pintor fue un mentor para el legendario músico.

Pasaron los años y lamentablemente, tanto Warhol como Reed fallecieron, llevándose a la tumba esa vieja rencilla. Pero no se nos pongan tristes, ya que una mujer acaba de descubrir el que podría ser el último lazo tangible entre ellos. Resulta que Judith Peraino, profesora de música en la Universidad de Cornell, andaba haciendo una investigación en el Museo Warhol de Pittsburgh, mientras andaba curioseando se encontró con un verdadero tesoro.

Ahí logró dar con un casete que incluía 12 canciones inéditas de Lou Reed y que presuntamente le habría dedicado a Warhol. Las cintas datan de 1975 y en el encontramos dos partes, la cara A se trata de canciones grabadas por el músico estadounidense en vivo, mientras que el lado B incluía maquetas de rolas cuyas letras fueron tomadas de frases que aparecen en el libro del artista, The Philosophy of Andy Warhol (From A to B and Back Again). 

De acuerdo con The New York Times, quienes entrevistaron a la profesora Judith, dijo que la temática de las canciones entre sí eran muuuy variadas, iban desde repetir varias veces la frase “y qué” (que era la favorita de Warhol) hasta la perspectiva del artista sobre la fama, el sexo, drag queens y el negocio del arte.

Aunque no todo eran halagos para él, ya que en un par de rolas Reed le tiraba con todo. En una cuestionaba la falta de respuesta de Andy ante la muerte de dos ex acólitos, Candy Darling y Eric Emerson, para terminar con un Lou cantando que Warhol debería haber muerto cuando le dispararon en 1968, aunque al final de la canción y después de sacar su ira, el músico le pide una disculpa hablada por lo que había dicho antes. 

La profesora Judith Peraino dijo que al escucharlo sintió como si se tratara de un extraño regalo pero sincero para Andy: Suena como si los hubiera grabado en su apartamento con un micrófono al aire libre, sólo voz y guitarra acústica. Lo que hace que esto sea raro es el aspecto de regalo de la cinta, una que Lou Reed creó intencionadamente un conjunto de canciones curadas y otro más compuesto de canciones escritas por él y dedicadas sólo para Warhol”. 

A pesar de que esto es algo increíble, lamentablemente no es muy probable que las escuchemos completas en un futuro, debido a los problemas relacionados con los derechos de autor. De acuerdo con la misma profesora, La Fundación Andy Warhol para las Artes Visuales controla la propiedad intelectual del artista, pero el contenido de la cinta también podía ser reclamado por los herederos de Reed o incluso por su antigua compañía discográfica. Hasta el momento, los únicos que pueden consultar las grabaciones son académicos.

Si quieren escuchar un pequeño fragmento de estas rolas, pueden checarlo a continuación con una entrevista a la suertuda profesora: