¡El punk no ha muerto! Se quedó en esta exposición en la CDMX

Hoy se cumplen 38 años del fallecimiento de Sid Vicious, personaje y esencia del punk rock – anarquía, violencia, nihilismo, excesos, y falta de conciencia hacia prácticamente todo. Autodestrucción. Aprovechando este aniversario luctuoso, queremos recordar a Sid con una entrevista que le hicimos a Israel García Corona quien es parte del área de registro y conservación del Museo del Chopo, sobre la exposición Punk sus rastros en el arte contemporáneo, que está exhibiéndose ahora mismo. Ésta inició el 26 de noviembre del 2016 y terminará el 26 de marzo del 2017. Busca abordar otro lado muy poco explotado del punk, su relación con el arte contemporáneo: la actitud punk está muy presente, marcado por su característico espíritu crítico y cuestionado, el territorio más propicio para seguir sus rastros.

27th July 1977: Infamous British punk rock group The Sex Pistols playing live in Copenhagen. From left to right; Sid Vicious, Paul Cook, Johnny Rotten and Steve Jones. (Photo by Keystone Features/Getty Images)

El objetivo de esta exposición es recoger su influencia en el arte actual, establecer una genealogía que llegue hasta nuestros días. Seguir los rastros del punk hasta el presente. Más allá de las divisiones que se puedan establecer entre artistas, tendencias o medios utilizados, hay un ruido rabioso que une a muchos creadores. Ahora más que nunca: “punk is not dead” – Atte #Chopunk (miércoles es entrada libre).

 

¿Cómo le ha ido a la expo hasta ahora?

Le ha ido bastante bien, ha ido una de las exposiciones que han traído más personas. Creo que también ha recibido muy buenas críticas. Lo mejor ha sido que ha habido varias reflexiones entorno a ella, positivas, negativa, pero está ahí el debate. Eso es increíble.

¿Qué pieza ha llamado más la atención?

Pues creo que la de Guillermo Santamarina que es una gran pared llena de discos, que aventó. Esa llama mucho la atención. También la pieza de Dr. Lakra, una muñequita, Yokohama doll.

La videografía está increíble. ¿Cómo obtuvieron estos materiales?

Pues hay un poco de todo. La gestión que se hizo fue muy completa. Pedimos videos a galerías, a museos, a colecciones particulares, hay un video de Sarah Minter, quien recientemente falleció y la familia nos lo pudo prestar. Fue algo muy padre y son colecciones tanto de México como del extranjero. Fue complicado rastrear todos, algunos videos ya venían desde el MACBA, porque esta exposición se origina en España, pero nosotros también lo complementamos con material que hay aquí en México y de algunas otras colecciones.

Una de mis piezas favoritas fue este anuncio de leds, ¿qué decía?

Ah el de, “All cops are bastards”

punk-chopochopo-punk

Exacto. De hecho en la expo todo fluye muy bien, ¿cómo fue la lógica de saber cuál sería el orden?

Fue muy pertinente empezar con videos. Nos contaba el curador David G. Torres, que el punk no solamente fue un movimiento que surge a partir de la música, sino que es la continuación musical de algo. Más bien es la continuación artística de lo que ya hacía movimientos como el Dada, como La Internacional Situacionista. Y que confluyen en una época donde los medios son predominantes. La imagen de los Sex Pistols cantando “Dios salve a la reina” en el Támesis, evidentemente provocador, lo aprovecha muy bien el punk. Y sabe que su tiempo está altamente influenciado por los medios. Entonces, el impacto que buscan hacer se da precisamente en televisión, por medio del radio, de la prensa escrita. Entonces, empezar con videos es manifestar eso. Después tenemos una parte que es como iconoclasta: empieza con estos discos rotos, y se va un poco más allá. Una revisión un poco más histórica de discos, bandas punk. Y después ya es algo como mucho más abierto, provocador. Básicamente la última parte de la exposición se dedica a eso.

Si el punk cumple 40 años, ¿ya es cosa de abuelitos?

Ojalá fuera también de abuelitos ¿no? Me parece que la expo es algo muy padre que amplía el término de punk. No es una exposición de moicanas, de estoperoles. Es pensar el punk más como, ¿hasta cuánto nos ha influenciado a todos? A todo el mundo. A los chavitos, a las personas mayores, el punk ha sido algo más que música y gente que escucha ruido. Han sido propuestas sumamente interesantes para la sociedad, el feminismo se nutre mucho del punk por ejemplo. Hay propuestas políticas que se han hecho realidad ha partir de estas manifestaciones anarquistas, anarcopunks. Creo que eso es lo valioso de la exposición. Pensar que el punk no sólo es para unos cuantos “para los iniciados y los que saben la historia de la música”. Sino más bien es para personas que tiene un pensamiento crítico que confrontan sus ideas y que quieren pensar diferente, actuar diferente, comprometidamente.

Te abre los ojos. ¿De mexicanos, qué podemos encontrar?

Hay nueve artistas mexicanos. Hay cosas bastante interesantes, no sólo lo de Guillermo Santamarina, Dr. Lakra. También está Daniel Guzmán un video bastante padre que la verdad no le había entendido hasta que ya le puse un poco más de atención, en el que empieza a hacer una serie de performances en donde empieza a hacer por él mismo unos performances de los que sólo había visto fotos. Entonces él se imagina cómo deberían de ser. Es como reinventar otra vez la historia. Y bueno en realidad hay varias cosas que son muy padres de ver. Creo que hay una parte que casi nunca mencionamos que es la mediateca, que hay un poco más de historia del punk

mediateca-Chopo

¿La que está hasta arriba?

Sí, es como más documental. Desde El Cabaré Voltaire, hasta cómo el punk llega a México. Incluso cómo el Museo del Chopo fue uno de los primeros lugares en donde se hizo intercambio de discos, manifiestos y encuentros punks.

Orale, pues el chopo regresando a sus raíces.