Cuando se anunció que habría una edición por el 50 aniversario de Woodstock, uno de los eventos más importantes no solo en la historia de la música, sino de los 60, mucha gente se emocionó. Como se trataba de una ocasión especial (después del terrible fiasco que fue la última edición en 1999), todos los asistentes esperaban tener un evento de calidad. Aunque después de muchos problemas y diversos rumores, ahora sí es oficial; queda cancelado el festival. 

A través de un comunicado, Michael Long, el co-fundador de Woodstock confirmó la noticia. Nos entristece que una serie de contratiempos imprevistos hayan hecho imposible el festival que imaginamos con la gran alineación que habíamos reservado y el compromiso social que estábamos anticipando”, dijo Long. 

El día de hoy a primera hora, Miley Cyrus y The Raconteurs se bajaron del barco, aunque no fueron los únicos actos que también lo hicieron. The Black Keys, Jay Z, The Lumineers, Dead Company y hasta el mismísimo Carlos Santana (que tocó en el primer Woodstock), fueron los primeros artistas que decidieron cancelar su presentación por diversos factores, como

Antes de esto, hubo cambios importantes. El festival había cambiado de sede y ya no se llevaría a cabo en el Watkins Glen de Nueva York como se tenía previsto, sino en Columbia, Maryland, además de que las fechas programadas (16, 17 y 18 de agosto), se iban a reducir a un solo día de música. Por si esto fuera poco, el evento iba a ser completamente gratis, aunque con un fin benéfico, ya que al adquirir las entradas, el público tendría que elegir alguna causa para donar el valor de su acceso a Woodstock. 

Ya salió el cartel de Woodstock y… los sentimientos son encontrados

Este es el cartel de Woodstock 2019, para celebrar el 50 aniversario del festival.

En realidad todo empezó por problemas entre la organización del festival y el socio que les estaba ayudando a pagar todo lo referente a Woodstock. Al respecto, el co-organizador Greg Peck dijo lo siguiente: La desafortunada disputa con nuestro socio financiero y los procedimientos legales resultantes cambiaron nuestros planes. Teníamos pocas opciones para que nuestros artistas pudieran actuar. Trabajamos duro para encontrar una manera de producir un tributo adecuado, y algunos grandes artistas se mantuvieron durante la última semana para apoyar a Woodstock 50, pero el tiempo simplemente se nos acabó. Estamos muy decepcionados y agradecemos a todos nuestros seguidores. Los valores de paz y tolerancia del festival son más importantes hoy que nunca para todos nosotros, y miramos hacia el futuro buscando formas de honrar y celebrar estos ideales “.

Lo que pintaba para ser una de las celebraciones musicales más importantes del año, se convirtió en un evento que lamentablemente no pudo ser. Contando con un excelente cartel y toda la vibra de Woodstock, tristemente tendrá que pasar mucho tiempo para que vuelvan a organizar un evento con el mismo tamaño y nombre. Un minuto de silencio por el festival.