Y continuamos recordando a los artistas mexicanos que gracias a su legado, han dejado una huella inigualable en nuestra identidad cultural, misma que a lo largo de los años nos ha ido formando y que nos caracteriza a nivel internacional. Hoy en día la monstruosa industria musical parece tener como objetivo dominarnos, haciendo que poco a poco vayamos olvidando cómo nos hemos expresado a lo largo de los años. Esto se puede mediar tan sólo siendo consciente de quiénes fueron los artistas encargados en formarnos, y recordando el sonido de México.

Porque hay que entender que la música es un lenguaje mucho más complejo de lo que podemos imaginar a primer escucha, a través de las notas podemos conocer aspectos mucho más profundo de una época en concreto como económicos, políticos, sociales y culturales.

La historia nos ayuda a entender nuestro presente y nuestras ambiciones a futuro, conocer nuestra identidad cultural nos recuerda cómo era México hace unos años, qué aspiraban nuestros padres y/o abuelos, qué los conmovía y de qué hablaban.

 

 

En esta ocasión hablaremos de Roberto Cantoral García, un compositor mexicano de suma importancia a nivel mundial, con algunas de sus canciones interpretadas por otros artistas, e incluso fue presidente de la Sociedad de Autores y Compositores Compositores de México (SACM).

Originario de Ciudad Madero, Tamaulipas, Roberto decidió dedicarse a la vida bohemia desde muy chico, en compañía de su hermano Antonio Cantoral. Como ambos eran menores de edad, para trabajar en bares y centros nocturnos tenían que ocupar un antifaz, para evitar problemas legales, hasta que en 1950 comenzaron a presentarse de manera profesional como el dueto Los Hermanos Cantoral, escribiendo canciones como “El crucifijo de piedra” y “El preso número nueve”, huapangos que más tarde fueron interpretados en las voces de Lola Beltrán y Miguel Aceves Mejía.

Cuatro años más tarde Roberto Cantoral fundó el trío Los Tres Caballeros, en conjunto con Leonel Gálvez y Chamín Correa, logrando un balance inigualable con distintos tonos de voz –agudos, medios y graves–, con sonido llamativo que presentó gran calidad de audio, superando a trabajos de esa misma época. Metáforas, poesía, romanticismo y una gran armonía que los hizo destacar de entre otros tríos del momento, que impulsaron de golpe la carrera de Cantoral a nivel mundial con dos éxitos en acetatos.

 

 

Como consecuencia de su éxito, Roberto Cantoral viajó por todo el mundo dando más de mil quinientas presentaciones por 100 países, siendo invitado a múltiples programas de radio y televisión en Estados Unidos, Italia y España. Por eso mismo a finales de los 60 fue nombrado como El Señor Festival, debido a su participación en certámenes de la canción en países de todo el mundo y ganando los primeros lugares. Así hasta llegar al Festival de la Canción Latina de 1970, revelando una de sus obras más significativas en la voz de José José, “El Triste” (con el que incluso ganó el premio Orfeo Negro en Bulgaria).

Recibió muchos premios a nivel internacional, y en 1982 fue nombrado Presidente del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), sacrificando su carrera musical para poder elevar la calidad de vida de los compositores mexicanos, hasta el día de su muerte. Fue entonces que también destacado en esta etapa de su vida con las reformas a la Ley del Derecho de Autor, con la cuales regresa al autor la paternidad de su obra, protección de 100 años después de la muerte del creador, beneficio patrimonial para sus herederos antes de que se convierta en dominio público, entre muchas otras cosas más. Esto ocasionó que la SACM fuera una de las sociedades autorales y avanzadas del mundo por su arduo trabajo en las leyes del reconocimiento de Derecho de Autor en todo el continente, al ser nombrado cinco veces Presidente del Comité Iberoamericano de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Composiciones (CISAC).

Fue padre de la actriz Itatí Cantoral y el productor José Cantoral. Roberto Falleció a los 75 años de edad, el 7 de agosto de 2010, en su hogar en Toluca.

 

 

Si tienen alguna sugerencia de otro cantante o compositor, que pueda formar parte de esta sección, sus sugerencias serán bienvenidas en la sección de comentarios.