Luego de dos días llenos de música, diversión, bandas nacionales e internacionales y momentos dignos de recordarse, la edición 2019 de Coordenada nos ha dicho adiós una vez más. Eso sí, a pesar de que a muchos este festival nos ha dejado con unas ojerotas y dolor en los pies de tanto caminar y brincar, la neta es que lo bailado nadie nos lo quita, como dirían nuestras abuelitas.

Como todo buen festival de música que merece la pena vivir y recapitular, Coordenada 2019 nos brindó experiencias que rifaron mucho y otras que no tanto. Si ustedes fueron de los que no pudieron ir y se quedaron con las ganas, o simplemente quieren aplicar la de “recordar es volver a vivir”, acá les contamos un poco de lo que estuvo al 100 y de las cosas que igual y no fueron de nuestras favoritas.

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019

Lo que rifó 

– Aunque por ratos parecía que la lluvia se iba a venir con todo, la neta es que el clima rifó y nos tiró un paro enorme, pues no hacía ni mucho frío ni mucho calor. Eso sí, de pronto unas gotas de lluvia cayeron, pero nada que nos impidiera disfrutar del festival.

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019 😎

El sistema cashless del festival siempre estuvo de pie –como tú cuando llegas a tu clase de las 7 a.m.– por lo que prácticamente la mayoría pudo comprar chelas y comida sin ningún contratiempo y durante todo el evento. ¡Bravo!

Los accesos a Coordenada 2019 fueron muy rápidas y nadie perdió mucho tiempo en poder entrar a ver a sus bandas favoritas. Epic win.

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019

El Payaso de Rodeo más grande que se ha visto en México, cortesía de Caballo Dorado, fue la cereza del pastel en todo el festival. Neta parecía la fiesta masiva de los XV años de Rubí. Todos le entraron al baile con todo y sin miedo, como debe de ser.

-El show de The National, sobre todo cuando Matt Berninger casi se salió del acceso del escenario para convivir con sus fans. Hasta se puso a tomarse fotos con ellos y toda la cosa. ¡Qué tipazo! 

– Cuando Vampire Weekend tocó “Cousins” en Guadalajara luego de 10 años, un momento que volvió locos a todos los fans de Ezra y compañía, quienes desearon llevar su jersey de las chivas.

Los cuatro escenarios dentro del festival estaban bien distribuidos y no afectaban el sonido uno de los otros. Lo mejor de todo es que además, no estaban a distancias exageradas y uno no sentía que se le iba la vida por ir de un escenario a otro.

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019

Algunas de las actividades dentro del festival también rifaron, como la que nos dio el tío Doritos con su experiencia de realidad virtual, en la que podías hacer crowdsurfing y sentirte como una verdadera estrella de rock durante el Coordenada 2019.

Doritos activacion VR coordenada 2019 01

Foto: Stephania Carmona.

Doritos activacion VR coordenada 2019 02

Foto: Stephania Carmona.

doritos activacion crowdsurfing coordenada 2019

Foto: Stephania Carmona.

– Durante todo el evento, varias personas de limpieza se daban sus vueltas para recoger la basura que la gente dejaba tirada, por lo que casi nunca vimos sucia la sede de Coordenada 2019. ¡Bien ahí, pero mal por los que no se llevaban su basura!

– Contrario a lo que muchos pensaban, el show de Juanes en el festival rifó muchísimo, sobre todo porque se echó rolazas conocidas como “Fotografía”, “Volverte a ver”, “A Dios le pido”, entre otras. Unos cantaban como si les pagaran por hacerlo, en serio.

LP nos dejó en claro que tiene un poder de convocatoria impresionante y sin duda se llevó uno de los mejores recibimientos por parte del público tapatio.

Billy Idol diciendo palabras en español, durante su primera visita a Guadalajara, fue de los highlights del festival.

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019

– A pesar de que varios creímos que la salida del festival iba a ser un caos, la neta es que fue más rápida y segura que la que ha habido en eventos anteriores. No hubo un tráfico infernal y eso lo agradecimos infinitamente.

Lo que no rifó tanto 

– Como dijimos antes, estaba chido que hubiera personas recogiendo la basura que se generaba en el evento, sin embargo, tampoco estuvo chido que la gente dejara su vasos de refresco o chela aún cuando había botes de basura en el lugar. 

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019

Igual y un poco de iluminación en la noche no nos hubiera caído mal, pues dentro del festival habían unos desniveles que sacaban de onda cuando caminabas por ahí.

– Aunque Caballo Dorado se llevó las palmas con “Payaso de Rodeo”, tampoco le fue como “miel sobre hojuelas”, pues al inicio de su show hubo unas fallas con el sonido que les ganaron algunos abucheos. Juguito de chale.

– No sabemos si era por el clima, pero en algunos ratos la gente estaba medio apagada y nomás no se ponían a brincar. Así no se puede, amigos.

En fin, dicen por ahí que cada quien cuenta cómo le fue en la feria y esto es, a grandes rasgos, lo que vivimos nosotros este fin de semana en Guadalajara. ¿Para ustedes, qué fue lo que rifó y lo que no rifó tanto de esta edición de Coordenada 2019? ¡Nos vemos el próximo año! 😎

Y en el recuento de los daños: Lo que rifó y lo que no rifó tanto de Coordenada 2019