En Latinoamérica hay un boom de artistas que están trayendo ritmos que son sumamente llamativos y bailables. Ejemplos hay muchos pero dentro de toda esta gama de músicos talentosos, Elsa y Elmar es quizá una de las mujeres que más la está rompiendo y anoche lo demostró en el Plaza Condesa.

Para sorpresa de algunos, su presentación en el venue de la calle Juan Escutia fue un rotundo sold out. Y es que no era para menos, pues la cantante colombiana estaba presentando oficialmente su más reciente disco, Eres Diamante, con el que terminó de consagrarse en nuestro país, así que nos esperaba una noche llena de emociones y sobre todo, muchísimo baile.

Foto: @LizSandia

Soy Emilia, paisana de Elsa, fue la encargada de dejarle todo listo con esos beats electrónicos suaves que aventó en el Plaza. Casi a las 9 de la noche y ante un recinto abarrotado, la cantante colombiana salió al escenario con toda la actitud para regalarle a su público un concierto repleto de sorpresas.

Desde el principio no se guardó absolutamente nada pues tocó algunas de las rolas con las que el público la identifica, como “Planeando el tiempo“ y “Kmbiar“. Algo que es digno de destacar es que Elsa es toda una artista en el sentido de la palabra, es impresionante verla ir y venir en el escenario, brincando, bailando y hasta jugando con un sintetizado, sin olvidar la grandiosa voz que tiene. Si tuviéramos que definirla sería toda una showgirl, si es que existe la palabra.

Foto: @LizSandia

Aunque contagió a todos con su explosividad y por ahí había uno que otro que estaba brincando más que la cantante en el Plaza, la presentación cambió rápidamente de tono. Con una guitarra acústica, Elsa salió para agradecerle al público por abarrotar el venue y a su famila por siempre estar junto a ella, la colombiana empezó a tocar “Forma Antigua“.

Después de cambiarse de ropa, Elsa y Elmar presentó a los invitados de la noche. Primero se subieron al escenario los integrantes del grupo mexa Daniel, Me Estás Matando para cantar junto a la colombiana una nueva rola, con la que por un ratito se sintió ese verdadero romanticismo de antes -como dirían nuestras abuelitas-, con ese sonido bolero y hasta tropical que tienen.

Foto: @xcx_carlos

Más tarde y tras decir que ella era una de las fans número uno de la banda, Santiago Casillas, vocalista de Little Jesus salió con Elsa para regalarnos una versión sumamente especial de “Norte“, una de las rolas más melancólicas y nostálgicas de los de la CDMX, donde ambos hicieron una amalgama de voces casi perfecta. Momento de piel chinita

Elsa volvió a tomar su guitarra acústica y la verdadera sorpresa de la noche estaba por llegar porque esta vez estaba a punto de tocar un cover que la verdad no vimos venir. Sacando su lado más norteño y demostrando que conoce un poquito de la música que se hace en México, hizo su propia versión de “Adiós amor“ de Christian Nodal, con todo el Plaza Condesa cantando a todo pulmón.

“Aliens“y “Alma Sola“ -con Elsa tocando los teclados- nos dieron un pequeño momento de calma, aunque como ya nos había dejado muy claro desde el inicio, el ritmo de la noche iba a ser una verdadera montaña rusa de emociones. De repente y sin avisarnos comenzó a tocar “Ojos Noche“, una de las rolas más esperadas de la noche. Y eso se notó, pues el público acompañó a la colombiana con cada una de las frases triste que componen la canción.

Para continuar con esas rolas que te llegan directo al cora, Elsa tocó “Mierda“, anunciándonos que ya estábamos llegando al final del concierto. Con “Eres Diamante“, la cantante volvió a demostrar por qué es una de las artistas que sin duda no debes perderle la pista, dando todo un show arriba del escenario y brillando de verdad. Con una lluvia de papelitos y el Plaza bailando como si no hubiera un mañana, todo terminó con “La ventana“, que cerró con broche de oro una noche de buena vibra, sorpresas y pasos improvisados.

Foto: @iMiChicle

Sin duda, Elsa y Elmar demostró por qué es una de las mujeres en la música latina que más más allá de tener una excelente voz y componer rolas potentes, tiene una propuesta sumamente interesante y original. Verla en vivo es todo un espectáculo, un show en el que puedes reír, bailar, cantar y hasta llorar, todo en un solo lugar, y hoy en día son muy pocos los artistas que pueden hacer eso en un escenario. Elsa brilló mucho más que un diamante. 

 

Foto destacada:@xcx_carlos